Una victoria por insistencia

Racing de Ferrol contra Lealtad
|

El Racing suma y sigue en su camino hacia el título liguero del grupo I. El equipo ferrolano se encontró en el partido que ayer lo enfrentó al Lealtad asturiano con las complicaciones que ya preveía, pero demostró que esta temporada es capaz de superar cualquier tipo de adversidades. Eso fue lo que lo hizo acabar sumando los tres puntos en juego, elevar a trece el número de jornadas que lleva sin perder y aumentar a siete la ventaja que lleva sobre el segundo clasificado, que es la Cultural Leonesa.
El Racing apostó, por primera vez en lo que va de campeonato, jugar en un partido de A Malata con la línea de tres defensas que empleó en algunas ocaciones jugando a domicilio. Y la prueba no pudo salir peor porque, en la primera llegada del cuadro visitante sobre su portería, una serie de imprecisiones permitieron a Camochu adelantar en el marcador a su escuadra, una situación –la de que el cuadro verde estuviese en desventaja jugando en su feudo– nueva en lo que va de la presente temporada liguera.
Este tanto, de todas maneras, no arredró al equipo ferrolano, que a partir de ese momento se afanó en busca del tanto del empate. Al principio no lo hizo con demasiada claridad, pero poco a poco su presencia cerca de la portería contraria empezó a ser más continua. De esta forma, un golpe franco botado por Pablo Rey que el meta Javi Porrón rechazó “in extremis” fue el preludio del tanto de Borja Domínguez antes del descanso, que restableció el empate en el marcador del choque y dejó todo por resolver de cara a la segunda mitad.

decisión
En este período, a pesar de que la escuadra local siguió llevando la manija del juego frente a un rival que se defendía con orden y que, además, trataba de sorprender a la contra, la falta de ocasiones de gol fue la principal característica. Sin embargo, la intensidad de la escuadra visitante le acabó costando la expulsión de mediocentro Álvaro Muñiz y, a partir de ahí, el Racing empezó a ver las cosas mucho más fáciles.
Así, el acierto de Maceira a la hora de remachar un balón suelto en un saque de esquina sirvió para poner en ventaja al Racing y, solo tres minutos después, una jugada combinativa del cuadro verde fue culminada con Joselu con el tanto que redondeó la victoria. Fue la manera de que la escuadra verde volviese a la senda de la victoria en una temporada que está siendo idílica.

Una victoria por insistencia