El “jefe” de la cantera del Sporting

GIJON 12 11 2014 ESCUELA DE FUTBOL DE MAREO MANOLO SANCHEZ MURIAS DIRECTOR DE MAREO FOTO JOAQUIN BILBAO
|

 

De los tres filiales que esta temporada forman parte del grupo I, el Sporting B, que este domingo visita A Malata, representa a una de las mejores canteras que hay en el fútbol. Así lo asegura con orgullo Manolo Sánchez, director del fútbol base sportinguista desde la pasada temporada y que inició su carrera como entrenador en Ferrol, en la campaña 08/09, tras retirarse después de tres ejercicios como jugador en el equipo ferrolano. “A nosotros nos gusta vernos y que nos consideren como un club de referencia en cuanto al trabajo de cantera”, explica antes de recordar que temporadas tan exitosas para el primer equipo como está siendo la actual potencian el mensaje por el que apuestan.
Sin embargo, el filial sportinguista es uno de los perjudicados por las dificultades económicas por las que atraviesa el club gijonés, lo que ha obligado al entrenador del primer equipo, Abelardo, a recurrir a muchos jugadores de la cantera. “Cuando la situación económica está complicada, se suele hacer de la necesidad virtud”, ilustra Manolo Sánchez, que destaca que muchos de los jugadores que comenzaron esta temporada en el segundo equipo –Pablo Pérez, Dani Ndi, Isma o Rachid– han terminado jugando en el primero, a las órdenes de Abelardo. “Y en un club de una trayectoria tan solvente en cuanto a la formación, el objetivo se ha cumplido con creces”, dice.

OBJETIVOS
Manolo Sánchez habla con conocimiento de causa de la escuadra que visita el domingo el estadio de A Malata, de la que recuerda que “el filial es un eslabón intermedio entre el rendimiento y la formación”. Por eso, a pesar de la importancia de haber servido de vivero para un conjunto que está luchando por el ascenso a Primera, recuerda que “también se trata de intentar alcanzar unos objetivos en cuanto a comportarse como un equipo competitivo y obtener la permanencia, además de que se vea la formación”.
Así, pese a que la escuadra gijonesa esté en los puestos de descenso a Tercera, Manolo Sánchez asegura que “hay el convencimiento y la ilusión de que el equipo va a acabar consiguiendo los objetivos”. El director de fútbol base del Sporting de Gijón describe a este respecto que “un filial es un equipo en constante crecimiento, tanto a nivel colectivo como desde el punto de vista del crecimiento de los jugadores en el capítulo individual”.
De ahí que, a su juicio, pese a que el discreto rendimiento que está dando cuando juega como visitante –“eso puede ser propio de la juventud”, opina–, el equipo esté “cogiendo poso” con el paso de las semanas, algo que espera que se refleje en la tabla clasificatoria al final de la competición regular. Y eso, claro, significa que no espera relejación en las filas de un Racing del que, asegura, “sabe que este partido va a entrañar sus dificultades”.

El “jefe” de la cantera del Sporting