Espantar los viejos fantasmas

Baloncesto Universitario contra Gernika
|

Haber ganado previamente a Araski y Gernika Bizkaia permite al Star Center Uni Ferrol afrontar con más sosiego el último de los capítulos del maratón de partidos al que el calendario ha sometido a las de Lino López en los últimos ocho días.
Las ferrolanas saltarán esta mañana –12.15 horas– al Gasca para medirse al IDK Gipuzkoa a sabiendas de que, gracias al colchón acumulado hasta ahora, sucumbir en la siempre difícil cancha donostiarra no tendría consecuencias trágicas para ellas pero, por el contrario, de ganar dejarían casi sentenciada su clasificación para los play-off por el título. Y es que, con tres victorias de ventaja sobre su adversario de hoy, sumar un triunfo más a la cuenta, a falta solo de cinco partidos –seis para su adversario, que tiene uno pendiente ante el Bembibre– lo haría casi inalcanzable para el conjunto de Azu Muguruza.
El problema es que doblegar al IDK Gipuzkoa no es ni mucho menos fácil. Los saben bien las ferrolanas, que tuvieron que hacer un partido casi impecable para superarlo en Esteiro, pero que, sobre todo, tienen demasiado nítida la dolorosa derrota que las vascas le infligieron en la primera ronda de la Copa de la Reina. Un partido para olvidar de en el debe de las pupilas de Lino López, que sufrieron en sus carnes la ira de una escuadra sin fisuras, con jugadoras polivalentes, una de las mejores bases de la categoría –Iva Brkic– pero, sobre todo, con un juego interior dominador y muy activo. De hecho, en el torneo copero, la tripleta formada por Sarr, Weaver y Alleyne se convirtió en una auténtica pesadilla. Esa desventaja física no es nueva para las de Lino López, que deberán estar más proactivas que nunca para contener ese frente.
Así pues, si el preparador ferrolano anhelaba antes del partido de Copa que las cosas se asemejasen a lo sucedido en el choque de la primera vuelta, ahora lo que pretende es que el escenario no se asemeje ni un ápice al de ese doloroso último encuentro.
Con esa idea ha trabajado la formación ferrolana en los últimos días, en una etapa del campeonato en la que, con tal acumulación de partidos, administrar las fuerzas resulta fundamental. El Star Center Uni Ferrol ha tenido dos encuentros previos muy exigentes y dos desplazamientos no menos complicados al País Vasco. El IDK, por su parte, se las ha visto y deseado para superar al colista, el correoso Estudiantes, y ha caído a domicilio en Girona, con un no menos difícil viaje a tierras catalanas.
Pero como el estado físico y mental suelen ir ligados, lo que nadie le puede negar al Star Center Uni Ferrol es la descarga anímica que supuso su triunfo del pasado miércoles en Esteiro tras remontar ante Gernika Bizkaia un partido que en el último cuarto –quince abajo– tenía prácticamente perdido. Ese coraje que las ferrolanas sacan a relucir cuando tienen todo en contra es al que ahora apelarán para ajustar cuentas con el IDK Gipuzkoa. l

Espantar los viejos fantasmas