Una menor que se fugó y vive con su novio en un campamento denuncia a su madre

|

La titular del Juzgado de lo Penal 1 de Ferrol dejó vista para sentencia ayer la causa que se sigue contra una vecina de Santiago a la que se imputa una falta de lesiones leves por la que el fiscal solicita la pena de seis días de localización permanente.
La mujer fue denunciada por su hija, de 17 años, por un incidente ocurrido el pasado día 22 de octubre en el campamento de  Pazos, en Ferrol, cuando, supuestamente, la agarró por el pelo para introducirla en un coche.
La menor había abandonado su casa en Santiago cuatro días antes para irse a vivir con su novio, de etnia gitana y también menor de edad, al que conocía desde hacía un mes. Al parecer, al llegar a Ferrol la pareja se casó por el rito gitano.
Ayer en el juicio la madre manifestó que ella pretendía que su hija, que a causa del noviazgo dejó los estudios de Formación Profesional, volviese con ella a casa. La menor, por su parte, manifestó que quiere seguir viviendo en el campamento.

Una menor que se fugó y vive con su novio en un campamento denuncia a su madre