Reportaje | Una apuesta por los diseñadores locales

Fragmentos de los diseños de los carteles de las fiestas de verano durante los años del último mandato
|

Son pocos los datos que se conocen sobre el pregonero –será colectivo y no formará parte del mundo del deporte– de las fiestas de Ferrol, puesto que la corporación municipal ha decidido guardar la sorpresa de la presentación para la mañana de hoy.
No obstante, hay otro elemento fundamental de los festejos que pasa muy desapercibido y ha cambiado de manera notable a lo largo de los últimos años: el diseño de la cartelería y panfletos publicitarios que anuncian las fiestas de verano.
Estos folletos son la primera imagen que vecinos y visitantes se llevan de la semana grande de la ciudad, por lo que es necesario que sean un buen resumen de lo que serán las festividades.
Mientras que en años anteriores se apostaba por los típicos carteles meramente publicitarios en los que se anunciaban los eventos y salían las fotografías de las grandes estrellas que actuarían durante las celebraciones, desde el inicio de este último mandato se ha apostado por unos carteles mucho más visuales y coloridos que capturan la esencia, no solo de las fiestas, sino también de la ciudad. Y lo más importante, todos ellos son obra de diseñadores locales, permitiendo de esta manera que todos los ciudadanos conozcan sus creaciones y estilo.
El primero de ellos fue el del año 2015. Una nube de palabras e iconos conformaban la efe mayúscula de Ferrol. Esta original idea fue de la ilustradora eslovena afincada en la ciudad, Spela Trobec. Al año siguiente, la diseñadora ferrolana Elga Fernández Lamas, aportó su estilo personal a un dibujo en el que se podían adivinar las formas de los edificios más representativos de las calles del centro ferrolano.
El año pasado, Leandro Lamas tuvo como base de su diseño el edificio de la Autoridad Portuaria.
En esta edición, el cartel fue diseñado por Bruno Lopes, a modo de homenaje a cuatro artistas locales: Elga, Juanlu, Leandro y Armando, junto a su famoso “Ferrol Mola”. l

Reportaje | Una apuesta por los diseñadores locales