El inicio de la desescalada mejoró ligeramente el empleo femenino en Ferrolterra

Primeiro andar do hospital Arquitecto Marcide. Unidade de Diálise. Mostra da iniciativa Exercicio físico adaptado en Hemodiálise
|

El inicio de la desescalada el pasado mes de mayo, tras más de dos meses de confinamiento, supuso una ligera reactivación en las contrataciones, pese a seguir contando con un alto número de desempleados a causa de los numerosos ERTEs por fuerza mayor solicitados durante la pandemia. Según el último informe del Observatorio de las Ocupaciones, publicado ayer, esto repercutió directamente en el empleo femenino, pese a mostrar, una vez más, una gran brecha de género a nivel laboral.

Desde un punto de vista general, el documento concluye que de los veinte municipios que conforman las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal, seis registraron una mayor contratación de mujeres que de hombres; trece obtuvieron resultados opuestos y tan solo uno registró un mismo número de nuevos empleos para ambos géneros. Esta cifra resulta positiva en comparación con el mes anterior –tan solo tres municipios registraron una mayor contratación de mujeres–, pero se encuentra alejado tanto de marzo –diez concellos–, como de la tendencia general a lo largo del año –de diez a trece municipios–.

La auténtica brecha, no obstante, se hace evidente en el número de parados; y es que en trece de los veinte concellos las cifras de desempleo femenino son mayores que las masculinas. De hecho, al menos en seis de estas áreas el número de mujeres en paro supera en más de un 20% al de los hombres, siendo la media de la veintena de municipios el 25,07% –teniendo en cuenta tanto aquellos casos en los que la densidad poblacional es tan reducida que la diferencia porcentual es muy grande, como las poblaciones con una gran cantidad de vecinos cuya situación es directamente inversa–.

Más paro

Desde un punto de vista general, el informe del Observatorio muestra un nuevo aumento del desempleo en mayo respecto al mes anterior, aunque mucho más reducido tanto en cifras de afectados como en el número de municipios –once de los veinte concellos registraron nuevos parados, pero en la mayoría de los casos menos de una decena–. De hecho, únicamente el municipio de Ares contó con el mismo número de desempleados que el mes anterior.

Continuando con una perspectiva concreta, solo dos concellos, Cabanas y Cerdido, contaron tanto con una mayor contratación femenina como con un menor número de mujeres desempleadas –en ambos casos con una diferencia muy reducida–. En el otro extremo de la tabla se situarían Cedeira, Ferrol, Mañón, Narón, Ortigueira, Pontedeume, San Sadurniño, As Somozas y Cariño, donde, además, apenas se registraron diferencias numéricas significativas respecto al mes anterior, en oposición a los resultados de contrataciones, siendo estas más dispares. l

El inicio de la desescalada mejoró ligeramente el empleo femenino en Ferrolterra