Juzgan a tres hombres y a una mujer por tráfico de droga y atentado contra la autoridad

Acceso de entrada a la zona en la que se encuentra el asentamiento, en Río do Pozo
|

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña juzga mañana a cuatro hombres, vecinos de la comarca, por varios delitos relacionados con el tráfico de drogas, atentados contra la autoridad y posesión de armas.
Los hechos ocurrieron en el asentamiento gitano de A Vacariza, en el entorno del polígono de Río do Pozo, en Narón, en enero de 2015. Según el escrito de la Fiscalía, tres agentes de la brigada de la Policía Judicial desarrollaban una investigación sobre el tráfico de drogas en este campamento, haciéndose pasar por consumidores a bordo de un coche camuflado, cuando en un momento dado fueron descubiertos por uno de los acusados, I.S.M., que ejercía labores de control y vigilancia en la entrada.

El hombre dio la voz de alarma al resto de miembros del asentamiento, mientras que los agentes se metieron en una de las casetas donde se dispensaba la droga y encontraron a otros de los acusados, E.G.C. y D.L.G., rompiendo bolsitas plásticas con droga en el interior. Estos individuos, según la Fiscalía, se abalanzaron contra uno de los agentes, propinándole varios golpes y generando un tumulto alrededor de la caseta, que fue rodeada por varios miembros del asentamiento. Según el escrito de acusación, uno de ellos, el acusado A.S.R., entró en escena con una azada en la mano amenazando de muerte a los agentes: “de aquí no salís, estáis muertos hijos de puta. Os voy a matar”.

Penas
Una situación que se prolongó hasta la llegada de un nuevo dispositivo policial de fuerzo. En el transcurso de la investigación y tras el registro del lugar, la Policía se incautó de más de 4.000 euros en efectivo, 500 bolsas plásticas, básculas de precisión y diversas cantidades de heroína, cocaína y hachís con un valor superior a 2.500 euros en el mercado ilícito. Además, en una de las viviendas del asentamiento, supuestamente la del acusado A.S.R. se encontró un arma larga de fuego sin marca ni modelo.
Por estos hechos, la acusación pública pide para los acusados penas de cárcel que van desde un año y 9 meses hasta los 6 años y medio de prisión por diferentes delitos, como tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y atentado contra la autoridad.

Juzgan a tres hombres y a una mujer por tráfico de droga y atentado contra la autoridad