Portugal debate cómo volver a la autonomía financiera tres años después de su rescate

DIS03 LISBOA (PORTUGAL), 04/02/2014.- Varias personas del sector ferroviario se enfrentan a la policiía durante una manifiestación en contra de los recortes gubernamentale en Lisboa, Portugal hoy 4 de febrero de 2014. EFE/Miguel A. Lopes
|

Portugal cumplió ayer tres años de la petición del programa de rescate de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sin haber decidido aún cómo regresar a los mercados que en 2011 arrollaron su independencia financiera.

A falta de recibir los dos últimos tramos de los 78.000 millones de euros del préstamo, el debate político se centra en si Portugal debe seguir el ejemplo de Irlanda, el otro país rescatado en el que se mira el Gobierno luso, y declarar su autonomía financiera sin el apoyo de una línea de crédito por parte de sus socios europeos.

Sin embargo, el Ejecutivo del conservador Pedro Passos Coelho deja en el aire qué opción seguirá mientras busca garantías de que la incertidumbre de los mercados no vuelva a acorralar a Portugal como ocurrió hace tres años.

En marzo de 2011, la tormenta política por el rechazo del Parlamento luso a una nueva batería de ajustes desembocó en la dimisión del entonces primer ministro, el socialista José Sócrates, y se convirtió pocas semanas después en un “tsunami” financiero que disparó la presión de los mercados sobre la deuda portuguesa.

El trienio del rescate ha comportado una dura batería de ajustes y reformas económicas en forma de privatizaciones de empresas públicas, subidas de impuestos y recortes sociales.

Mientras, el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, afirmó ayer que acepta debatir un aumento del salario mínimo nacional y está dispuesto a “hacer concesiones” en el ámbito de las negociaciones con la patronal y los sindicatos. n

Portugal debate cómo volver a la autonomía financiera tres años después de su rescate