Las redes sociales evidencian los desencuentros en la Ejecutiva del PSOE

En la imagen, los socialistas ferrolanos Manuel Cendán y Rosa Méndez
|

La calma parecía haber llegado al PSOE local con el relevo de Natividad González Laso al frente de la portavocía del grupo municipal pero nada más lejos de la realidad. Ayer mismo se abría de nuevo una brecha en la Ejecutiva local del partido –nunca oficializada pero sí conocida tanto dentro como fuera del equipo– debido a la escasa afluencia de público en la asamblea abierta convocada recientemente por la formación en la ciudad sobre empleo, a la que acudieron una treintena de personas. En esta ocasión, la desavenencia se produjo en las redes sociales evidenciando uno de los desencuentros entre el secretario de Política Municipal de la Ejecutiva liderada por Beatriz Sestayo, Manuel Cendán, y la responsable de Organización, Rosa Méndez.
En la página de facebook de Cendán aparece una mención en twitter al citado acto y una persona critica el escaso poder de movilización del partido en una ciudad con una importante tasa de paro. Cendán lo animó a hablar por privado pero esa persona solicitó explicaciones públicas al respecto. Es entonces cuando el secretario de Política Municipal de la Ejecutiva reconoce el “fracaso de movilización por parte de la agrupación local del PSOE, de la que formo parte” y aclaró que ese asunto depende de la secretaria de Organización, Rosa Méndez.
El perfil de esta última según Cendán, “es conocido por su deslealtad hacia mí”, asegurando además que “no es casualidad que no coordine la campaña de las próximas municipales”. Una tarea que Sestayo encomendó a otro miembro de la Ejecutiva local, Bruno Díaz. Esta será la primera ocasión –con esta Ejecutiva– en la que Méndez no lleve la campaña, algo que sí asumió en las pasadas autonómicas y europeas.
Los desencuentros internos en este organismo se evidenciaron ya con los apoyos en otros procesos provinciales y autonómicos.                                               

Las redes sociales evidencian los desencuentros en la Ejecutiva del PSOE