Alcoa y el comité acuerdan iniciar la negociación para la venta a la SEPI

Xosé Paleo, Kike Rocha y Paulo Carril durante una concentración delante de los Juzgados de Lugo ayer | e. trigo (efe)
|

El comité de empresa de Alcoa San Cibrao (Lugo) informó ayer de que ha acordado con la multinacional estadounidense la “propuesta definitiva” para reiniciar las negociaciones de cara a la “venta” de la planta de aluminio a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI). 

En principio, esa propuesta solo hace referencia a la planta de aluminio, no a la de alúmina, como planteaba el comité en su última contrapropuesta, trasladada a finales de la semana pasada a la dirección de Alcoa, y contempla la suspensión de la huelga indefinida convocada por los trabajadores e iniciada el pasado 4 de octubre con el compromiso de mantener la paz social durante la vigencia del acuerdo. 

Alcoa se compromete a remitirle a la SEPI, o alternativamente al Ministerio de Industria, una propuesta “de términos generales” para iniciar la negociación “no más tarde de dos semanas” a partir de la firma del acuerdo. 

Añade que “la decisión final sobre la venta será” de Alcoa, pero la multinacional también se compromete a “negociar de buena fe con la SEPI y a mantener la continuidad de la producción” en el “complejo de San Cibrao, que incluye tanto la planta de aluminio como la refinería de alúmina”. 

En un comunicado, el comité apunta que Alcoa también se compromete a informar de “la evolución de dicho proceso” a la representación de los trabajadores, a la Xunta de Galicia y al Ministerio de Industria a través de una mesa multilateral que se reunirá una vez al mes. 

Asimismo, ese acuerdo también garantiza que el complejo contará con “recursos adicionales” para su mantenimiento y para responder a las “necesidades productivas” y organizativas del complejo industrial, tanto de la refinería de alúmina como de la planta de aluminio primario. 

Además se “pondrá en marcha” el proceso de incorporación de los trabajadores temporales a la plantilla siempre que cumplan los requisitos del acuerdo firmado el 28 de febrero de 2019 entre los sindicatos y la dirección de la empresa. 

Con respecto a las cubas que siguen funcionando a día de hoy, serán paradas “solamente las cubas de emergencia”, entendiendo como tales aquellas “que impliquen un riesgo potencial para la seguridad de las personas o la instalación”.

Alcoa y el comité acuerdan iniciar la negociación para la venta a la SEPI