Pintadas con “tintas” ideológicas

|

Las pintadas con los colores de la bandera española en el monolito dedicado al fundador del PSOE y la UGT, Pablo Iglesias, situado en el Cantón y en la placa conmemorativa de Xaime Quintanilla y los fusilados y represaliados por el franquismo, aparecidas este fin de semana en el Cantón ferrolano han sido consideradas desde el partido socialista así como desde el ejecutivo local como agresiones políticas y no solo como actos vandálicos. Los hechos se produjeron coincidiendo con el inicio de la ruta Ferrol Rebelde y en unos momentos en los que se debate tanto a nivel estatal como local el futuro de los restos de Franco, que cuenta con una tumba familiar en el cementerio municipal.
Las pintadas o destrozos en monumentos o sedes vinculadas con partidos o con determinadas ideologías políticas no son una novedad y en los últimos años ha habido “vandalismo político” coincidiendo con decisiones o posturas que a determinados grupos no les gustan y que emplean la fuerza o las agresiones en forma de pintada o rotura de elementos como modo de expresar la oposición.
La misma imagen de Pablo Iglesias fue pintada en su día de azul, días después de otras sonados actos, como el de la “campaña” en rosa que cubrió de este color la estatua de Franco, cuando todavía presidía la plaza de España. La casa natal del dictador o la Cruz de los Caídos en Amboage fueron también objeto de pintadas, coincidiendo con fechas emblemáticas como el aniversario de la muerte de Franco –en estos casos fueron reivindicadas e identificados los autores–.
Pero todos los partidos han sufrido, en mayor o menor medida, actos de este tipo. La sede del PP fue objeto de pintadas en su rótulo y fachada tanto en Ferrol como en Narón por cuestiones como el apoyo a Galicia Bilingüe y una de las sedes de campaña del BNG y el local de EU sufrieron atentados con destrozo de cristales, que tampoco se han considerado como actos vandálicos sin más, sino de contenido político por el momento en el que se llevaron a cabo, en campaña electoral o en fechas en las que se desarrollaban actos de dichos partidos.
La mayoría de estos hechos quedan impunes y suponen gastos en reparaciones Lo único que consiguen, sin embargo, es afianzar las ideas de las ideologías contra las que van dirigidos. l

Pintadas con “tintas” ideológicas