Sprint hacia el cuarto título

Series Mundiales de triatl�n en Yokohama 3� prueba de las Series Mundiales de triatl�n Yokohama (17-5-2014) TEXTO: G�mez Noya cruza la l�nea de meta justo por delante de Mario Mola
|

j.Q.
ferrol

No hay tipo de carrera que se le resista a Javier Gómez Noya. El ferrolano enlazó ayer en Yokohama su tercera victoria de las Series Mundiales tras imponerse en una prueba que discurrió de manera diferente a lo habitual. Pero este año él gana tanto si la prueba se “rompe” después de la primera transición como si esta se resuelve en la carrera a pie –que fue lo que pasó en esta oportunidad–, en la que suele haber más invitados de los habituales. Incluso, esta vez se impuso gracias a un sprint, como cuando se hizo con su tercer título mundial hace unos meses en Londres, pero que en esta ocasión le permite acercarse a su cuarto entorchado.
La ausencia del eslovaco Richard Varga –la liebre de los hermanos Brownlee, que suele marcar el ritmo durante el segmento de natación– no impidió que la carrera quedase partida después de la primera transición. En la parte delantera, un grupo de 16 triatletas, con la presencia de Gómez Noya, de los británicos y de los que mejor se desenvuelven en el agua; por detrás, los que no rinden tan bien cuando se trata de nadar –los más destacados, el mallorquín Mario Mola, el sudafricano Richard Murray o el luso João Silva–. Entre ellos, una diferencia que fue, al principio, cercana al medio minuto pero que, en esta oportunidad, no fue subiendo según se cubrían las vueltas del segmento de ciclismo.
Todo lo contrario, puesto que la falta de continuidad de los de cabeza a la hora de marcar una velocidad de crucero permitió a los que marchaban por detrás ir reduciendo su desventaja hasta que, antes de que terminase la cuarta de las nueve vueltas que había que dar, los dos grupos se uniesen. Es decir, que un pelotón de casi cuarenta competidores se quedó al frente de la prueba, una configuración totalmente diferente a lo que estaba siendo habitual últimamente y en la que apenas se produjeron movimientos, algo que abría el ramillete de favoritos para conseguir la victoria en la prueba de Yokohama tras el tramo de carrera a pie.

GUERRA
A él los triatletas arribaron sin haberse exprimido demasiado a lo largo del segmento de ciclismo, así que la lucha fue máxima desde la primera zancada. Desde que empezaron los últimos diez kilómetros, así, los que se pensaba que iban a estar delante respondieron a las expectativas. En primer lugar fueron los hermanos Brownlee y Gómez Noya los que marcaron el ritmo, pero enseguida a ellos los acompañaron Mario Mola y Richard Murray para dar forma a un quinteto que se destacó en busca del triunfo en la competición nipona.
De ellos, el primero en descolgarse –ya en la primera vuelta- fue el menor de los hermanos británicos, mientras los otros conservaban un ritmo constante. El siguiente que cayó –en el segundo giro– fue el otro hermano, que no fue capaz de hacer frente a una primera aceleración de Richard Murray. Así que a los últimos cinco kilómetros se presentó un trío inesperado, en el que las fuerzas parecían estar muy parejas y en el que nadie quería dar el primer paso para intentar descolgar a los otros dos.
El que lo intentó en primer lugar fue el ferrolano, a poco menos de dos kilómetros para llegar a la conclusión, un ataque que descartó a Murray. Pero al que no descolgó fue a Mola, que en el último kilómetro se exhibió como no lo había hecho antes hasta llegar a un sprint en el que parecía el favorito. Sin embargo, lejos de darse por vencido de antemano, el triatleta ferrolano protagonizó unos últimos metros como cuando se adjudicó su tercer título mundial el año pasado en Londres. Por eso, Gómez Noya se impuso sobre la línea de meta a su rival para encadenar su tercera victoria de lo que va de temporada y, de paso, para consolidarse como líder en busca de un título que le haría entrar (más) en la leyenda de este deporte. n

Sprint hacia el cuarto título