España figura como el tercer país más caro de la UE en el recibo de la luz

GRA268. SEVILLA 03/04/2014,- El ministro de Industria, José Manuel Soria, durante su intervención en la Misión para el Crecimiento de la Unión Europea, que reúne desde hoy en Sevilla a más de 800 empresas de 31 pa
|

Los datos oficiales de Eurostat de 2013 colocan a España como el tercer país donde el recibo de la luz es más caro, por detrás de Irlanda y Chipre. Un hogar con una factura tipo (potencia contratada de 4,6 kilovatios y un consumo anual de 3.500 kilovatios por hora) paga al año 794 euros. Solo el año pasado, el Gobierno subió la luz cuatro veces.

Además, España es el segundo país de la UE donde más ha subido el precio de la electricidad para los hogares en cuatro años, un 46 por ciento entre 2008 y 2012, un incremento solo superado por Lituania (47%), según un reciente informe de Bruselas, de enero de 2014, y recogido por “Vozpópuli”.

repunte del IVA

Bruselas atribuye el subidón en el precio del recibo al aumento de los costes de distribución, al repunte del IVA y a las primas a las energías renovables y la cogeneración, esencialmente. España es el estado miembro con mayores costes de transmisión y distribución (7 euros por kilovatio hora), por encima de Eslovaquia, Dinamarca y Lituania (6 euros por kilovatio hora).

En cuanto a subida de la luz, por detrás de España se sitúa Chipre, con una subida de la luz del 43% entre 2008 y 2012, Polonia (38%), Portugal (35%) y Letonia (34%). Sin embargo, en Italia y Bélgica, la luz solo se encareció un 3 por ciento en esos cuatro años.

Por otro lado, los últimos informes de la Comisión reflejan que España es el segundo país más caro de la UE en la oferta de conexión a banda ancha más extendida, la que va de los 12 a los 30 megas.

Es la que más contratan los ciudadanos comunitarios y su precio oscila, de media, entre los 10 y los 46 euros al mes, dependiendo del país (o zona de un país) en el que se viva.

Solo en Chipre la banda ancha es más cara que en España, con un precio medio de 47,2 euros.

En España, la oferta más barata en ese tramo es de 38,7 euros (IVA incluido), lo que la convierte en la segunda más alta de toda la UE, solo por detrás de los 47,2 euros de Chipre. En tercer lugar está Irlanda, donde la factura media ronda los 31,4 euros.

En el extremo contrario, los países más baratos en banda ancha son Lituania, con ofertas a partir de 10,3 euros, Rumanía (11,2 euros) y Letonia (14,6 euros), según el informe de la Comisión, que es especialmente duro con España.

Así de ilustrativo aparece el ejemplo escogido por la CE: “Carlos regresa de Francia a su ciudad en España. Tendrá que estudiar las ofertas muy atentamente, pues allí los precios de la banda ancha pueden ser hasta un 50% más altos que los que paga ahora”.

En Lituania, Rumanía y Letonia los precios al mes del ADSL van de 10 a 14 euros, algo impensable en un país como España. El estudio del Ejecutivo europeo, que registra datos del año 2013, critica la disparidad de precios, la velocidad de banda ancha y la oferta de servicios, y constata la inexistencia de un mercado único. n

España figura como el tercer país más caro de la UE en el recibo de la luz