Abanca acude a la puja del hotel de Sada y se queda con él por 370.000 euros

El Ideal Gallego-2015-09-09-017-addacf31_1
|

Afirmar que el culebrón del hotel de Sada se ha acabado es mucho decir, así que por el momento solo se puede asegurar que lo que sí se ha terminado son las subastas para hacerse con el derecho de superficie.

La de ayer era la última. La que dejaba el precio bajo mínimos, con una puja inicial del 20% del tipo de subasta, que se había fijado en poco más de 1,8 millones de euros, por lo que la dejaba en 370.000 euros.

En el juzgado de lo Mercantil de A Coruña solo se presentaron los representantes de la administración concursal a las 09.30, hora fijada para la subasta... hasta que in extremis apareció la persona que, en nombre de Abanca, se presentó en la puja para certificar que sería la entidad financiera la que se lleva ese derecho.

Cabe recordar que Abanca era el principal acreedor del hotel, ya que la anterior concesionaria mantenía una deuda con esta entidad de alrededor de 400.000 euros, por lo que ahora se la cobra a cambio del hotel, por resumirlo de algún modo.

Lo que sí confirmó el Ayuntamiento es que la deuda que mantenía la empresa con la administración local –aunque se tramitaba a través de la Diputación– queda aún pendiente, de la que ahora debería hacerse cargo Abanca, y que asciende a 122.000 euros.

contactos

No obstante, el Consistorio y la entidad financiera ya han mantenido los primeros contactos –como señaló en un comunicado el Ayuntamiento– en pos de que exista una comunicación fluida y permanente acerca de lo que Abanca quiere hacer con el edificio en el futuro, ya que ahora pasa a ser la adjudicataria de una concesión a la que le restan más de cuatro décadas y que sigue teniendo el uso hotelero como el único posible.

Esos contactos entre el Ayuntamiento y los nuevos propietarios del derecho de superficie del hotel fueron confirmados también por fuentes de Abanca, que en cualquier caso no quisieron hacer ninguna comunicación de manera oficial hasta que esté claro qué harán a partir de ahora con el edificio.

Lo que parece claro es que la armonía se ha instalado en torno a este asunto en lo que respecta a las partes implicadas –el propietario de la superficie y el que se hace con el derecho para explotarla–, por lo que desde ninguna de las dos se descarta nada para el futuro.

En este sentido, el alcalde de Sada, Benito Portela, no descarta que el Ayuntamiento compre el hotel en el caso de que este no se ponga en funcionamiento en los próximos meses.

Hay que señalar que el Consistorio puede reclamar la reversión del derecho de superficie de un edificio como este si acumula más de tres años sin funcionamiento, algo que ocurrirá no demasiado tarde.

De hecho, hay algunas opiniones que apuntan a octubre –lo cual convertiría este hecho en inminente– y otras que, técnicamente, entre unas cosas y otras, no se cumplirían hasta principios del próximo mes de enero de 2016.

Abanca acude a la puja del hotel de Sada y se queda con él por 370.000 euros