Retraso en el pago de la nómina a los funcionarios al suprimirse los padroados y el Imfacofe

imagen de archivo de las oficinas del imfacofe jorge meis
|

Los funcionarios locales no cobraron el pasado lunes, día 28, como viene siendo habitual, la nómina de enero. El retraso en el pago alertó a los sindicatos, que explicaron que el motivo no fue otro que la incorporación del personal del Imfacofe y los padroados al funcionariado del Concello. El gobierno local ordenó ayer el pago de la mensualidad de enero a los trabajadores, con lo que según explicó la responsable de Personal, Martina Aneiros, entre la jornada de ayer y esta mañana estarán efectuados los abonos de todas las nóminas de los funcionarios del Ayuntamiento.

El concejal de Economía, Alejandro Langtry, reconocía a media mañana de ayer que se estaba trabajando para poder abonar las nóminas cuanto antes. El edil eludió la posibilidad de aclarar el motivo de este retraso en el pago de las nóminas, una demora que se reconocía desde el propio gobierno local al asegurar que “siempre se intenta pagar entre el día 28 y el 29 de cada mes”, si bien en esta ocasión no fue posible. El equipo de Rey Varela aseguró además que “es la primera vez que pasa esto”.

El retraso en los pagos generó las críticas de algunas de las centrales sindicales con representación en el Ayuntamiento. Estas recordaron que el personal adscrito al Imfacofe y a los patronatos cesó en enero y pasó a formar parte de la plantilla del Concello. La medida se aprobó definitivamente en el pleno municipal del pasado diciembre, justificándola el equipo de Rey Varela como una “simplificación administrativa” en el presupuesto de 2013. Pero la tramitación se demoró en el tiempo, según los sindicatos, lo que derivó finalmente en el retraso de los pagos a la totalidad de los funcionarios. “La semana pasada se hizo ese trámite y la documentación llegó muy tarde al negociado de Personal, lo que sumado a que hay que cotejar mucha información en cada nómina, derivó en ese retraso”, tal como indicaron desde una de las centrales.

El problema, según apuntan desde otro sindicato, se presentó ya el pasado viernes, pero entonces no se informó a los representantes de los trabajadores de qué sucedía. A principios de esta misma semana eran las propias centrales, según aseguran, los que se decantaban por el hecho de que se emitiesen conjuntamente las nóminas de todos los funcionarios locales, en lugar de que se tramitasen todas menos las del personal del Imfacofe y los patronatos, que era la otra posibilidad que se planteó. Ello supuso un retraso que, en esta ocasión, fue de dos o tres días –dependiendo de la entidad bancaria– para los funcionarios, que finalmente pudieron cobrar su sueldo en enero.

La situación provocó un gran malestar entre algunos representantes de los trabajadores, que una vez más denunciaron la “incompetencia” del gobierno local de la ciudad.

 

Retraso en el pago de la nómina a los funcionarios al suprimirse los padroados y el Imfacofe