A cuarenta minutos de un final de curso tranquilo

Deporte Campeón-2019-04-12-024-0d426428
|

El Basquet Coruña encara esta noche el primer ‘match ball’ por la permanencia, ante un rival, el Castelló, también inmerso en la batalla de abajo, en un duelo entre los dos que mejor lo tienen para continuar un año más en Oro, toda vez que, además de más triunfos que el resto de implicados, tienen los dos mejores récords en los duelos directos. 

La cuenta es clara: la victoria sella la salvación. Un triunfo separa a los de Toni Ten de los de Gustavo Aranzana, que en el partido de la primera vuelta vencieron por un claro 59-72 en cancha levantina, con lo que, de vencer hoy, también superarían en la tabla al Castelló.

Peligro a domicilio
Un Castelló peligroso a domicilio: de sus doce triunfos, cinco han sido como visitante. Y ello a pesar de que salió derrotado de sus ocho primeros compromisos como foráneo de la temporada. No fue hasta la jornada 17 cuando el cuadro levantino venció en un desplazamiento, Palma. Y también lo hizo en los tres siguientes (Prat, Cáceres y Ourense). Cierra la cuenta, de momento, el Barça B.

Otro dato que invita a la máxima cautela es que, de las dieciocho derrotas que ha sufrido la escuadra levantina, doce han sido por menos de diez puntos. 

El conjunto de Toni Ten tiene como referentes a dos interiores, el pívot Nick Washburn (12.2 puntos y 6.1 rebotes) y el ala-pívot Juanjo García (12.2 y 8.3). Ambos muy móviles y con buena mano desde el arco. El alero Brano Djukanovic (11.4 y 2.0) los bases Joan Faner (7.1, 3.2 y 3.6 asistencias) y Edvaldas Zabas (7.9, 1.3 y 2.0) también tienen mucho peso en un equipo con tres ex del Coruña, Tuty Sabonis (7.0, 4.8, 1.8), Javi Lucas (5.9, 4.8 y 1.0) y un Edu Gatell que no se ha recuperado del todo de la grave lesión que sufrió hace unos meses.

García no jugó la pasada semana y es duda para el encuentro de hoy, en el que Gustavo Aranzana no podrá contar con Sergi Pino, por mor de un desprendimiento de retina. Quinton Stephens y Adjehi Baru son duda y regresa Pablo Ferreiro, ausente en Oviedo.

Las estadísticias arrojan una gran paridad entre el Basquet Coruña y el Amics Castelló. Las principales diferencias se hallan en el tiro de tres, donde los hoy visitantes tienen uno de sus puntos débiles; y en los robos de balón, faceta en que los pupilos de Toni Ten son los mejores de la competición, aunque también son los terceros que más pierden.  Una tremenda igualdad que, sobre el papel, debería asomar hoy por el parquet de Palacio. El equipo que sea capaz de romperla tendrá como premio unas tres últimas jornadas de tranquilidad absoluta. Que no es poco.

A cuarenta minutos de un final de curso tranquilo