O Parrulo siempre dio la cara

Fútbol sala Parrulo contra Barcelona
|

O Parrulo cayó derrotado ayer en el pabellón de A Malata en una contienda en la que los pupilos de Diego Ríos siempre dieron la cara ante un Barcelona que se tuvo que emplear a fondo para poder llevarse los tres puntos.
Los primeros compases fueron de tanteo por parte de los dos equipos, aunque con un mayor control del esférico por parte del cuadro visitante.
Solo habían pasado cuatro minutos del choque cuando el público enmudeció con el primer tanto barcelonista, en un servicio largo de Paco Sedano hacia Ferrao, que cabeceó al fondo de la red ante el despiste de Brais.
En la jugada siguiente, la formación catalana ampliaba su renta con un remate de Rivillos.
Sin embargo, O Parrulo no se vino abajo y se volvió a meter en el partido, solo unos minutos más tarde, con un tanto de Jacobo, que daba paso a unos momentos de desconcierto visitante, con el equipo local muy jaleado por sus aficionados.
A pesar de los intentos del Barcelona por volver a incrementar su renta, el cuadro ferrolano se defendía con mucha intensidad y numerosas ayudas, lo que impedía que su rival le crease peligro.
De esa forma se llegó al descanso con la mínima renta visitante de 1-2.
En la reanudación, el conjunto catalán trató de poner más ritmo a la confrontación, con un control total del balón, pero sin poder superar el entramado defensivo local.
Rivillos avisó con un potente lanzamiento que se estrelló en el larguero pero, en la siguiente jugada, Miguel tuvo la oportunidad de empatar.
Los dos entrenadores movían constantemente los banquillos para darle más intensidad al juego.
A falta de diez minutos para el final del choque, Diego Ríos solicitó un tiempo muerto y colocó sobre la cancha a Isma como portero-jugador. 
A medida que avanzaba el tiempo, el choque iba ganando en emoción por la incertidumbre en el marcador.
Sin embargo, el Barcelona sacó provecho de una jugada afortunada cuando Dyego despejó un balón en largo y Adolfo aprovechó para rematar al fondo de la red.
Todavía se le pusieron mejor las cosas a la formación visitante en los siguientes minutos, cuando Ferrao aprovechó una jugada de estrategia para anotar el cuarto tanto, que dejaba sentenciado el choque.
Las fuerzas empezaban a ser escasas en el cuadro local por el gran trabajo realizado y eso lo aprovechaba su rival para encontrar más espacios.
A pesar de todo, los jugadores locales lo siguieron intentando y estrellaron dos balones en los palos.
El choque finalizó con el 1-4, pero también con el reconocimiento de los aficionados al esfuerzo que realizaron los pupilos de Diego Ríos. l

O Parrulo siempre dio la cara