Prosigue la investigación para determinar lo ocurrido en el crimen de Lavandeira

concentración en cabanas j.m.
|

La Guardia Civil continúa investigando lo ocurrido en la parroquia fenesa de Lavandeira, donde una vecina fue violada y asesinada. La mujer apareció el lunes a medianoche, en una zona boscosa cerca de su domicilio, del que faltaba desde la tarde del día anterior, cuando salió a pasear y no volvió. Hasta el momento no han trascendido datos de las pesquisas efectuadas por los cuerpos de seguridad, que buscan el arma con el que Elisa Abruñedo, de 46 años, fue apuñalada, además de otras pistas que permitan hallar al culpable del crimen.
El municipio de Cabanas vivió hoy su segunda jornada de luto oficial, después de las concentraciones de protesta y de apoyo a la familia que se celebraron el miércoles. La de la mañana se llevó a cabo en la casa consistorial y por la tarde hubo otra en el pabellón de Lavandeira, desde donde se coordinó el lunes el amplio dispositivo de búsqueda, que incluyó también a los vecinos (el cadáver de la mujer fue encontrado por dos de ellos). Esta concentración fue seguida por una marcha silenciosa.
Elisa Abruñedo estaba casada y tenía dos hijos. Fue enterrada el miércoles en el cementerio de San Juan de Ouces, en Bergondo, de donde era originaria.

Prosigue la investigación para determinar lo ocurrido en el crimen de Lavandeira