“En estas experiencias todo es positivo”

Septentrio Technologies alumna filandesa
|

Cuando a la joven finlandesa Riina Tuhkasaari, alumna de Formación Profesional en Telecomunicaciones en Seinajöki, se le presentó la posibilidad de realizar prácticas formativas en el extranjero, supo que “eso era lo mío”. Su gran interés por otras lenguas y culturas la empujaba a mirar más allá de las fronteras de su país para desarrollarse profesional y personalmente.
Primero fue Québec (Canadá) y ahora España. “El pasado año conocí a dos chicas españolas que estaban  haciendo la formación práctica en mi ciudad y llegamos a ser buenas amigas”, comenta. Fue entonces cuando pensó que este sería también un buen destino para un nuevo intercambio. Y así lo solicitó.

empresa
Desde el pasado mes de abril realiza sus prácticas de empresa en la firma naronesa Septentrio Technologies. Lo hace gracias a la colaboración que el CIFP Ferrolterra –que coordina las prácticas de Riina– mantiene con el Centro de Formación Profesional finlandés SEDU, donde el pasado año dos alumnos del centro ferrolano de la familia de Madera y Mueble realizaron la etapa de FCT (Formación en centros de trabajo).
Tras más de dos meses en la ciudad, valora muy positivamente la experiencia. Dice que ha sido un reto, sobre todo porque no habla español. “Estoy muy agradecida a la gente de aquí por cómo intentan comunicarse conmigo en inglés. He conocido gente muy simpática, agradable, y estoy viviendo experiencias estupendas”, comenta.
Muy a gusto se encuentra también entre sus compañeros de trabajo. Alberto Sabio es uno de los dos socios de una empresa dedicada al mantenimiento industrial sobre todo en sectores como el de las energías renovables. “Es una gran ayuda y he aprendido mucho de él”, dice la alumna finlandesa.

empresario
Pero el enriquecimiento que aporta esta experiencia es mutuo. “Este tipo de intercambios nos hacen mejor a todos”, destaca Sabio. “No solo aprende ella, para nosotros también supone un aprendizaje y una aproximación a métodos de trabajo diferentes”, añade. Aunque Riina es la primera alumna extranjera que han acogido para hacer prácticas, por la firma pasaron ya otras dos personas para realizar el período de formación en centros de trabajo –uno de ellos fue finalmente contratado–.

valoración
Para Riina, este tipo de programas internacionales suponen una “gran posibilidad” a nivel formativo y también personal. “En estas experiencias todo es positivo, además creo que dicen mucho sobre la persona. Cada vez hay más compañías conectadas a diferentes culturas y por eso es bueno vivir este tipo de experiencias, además de ser muy positivas para mejora las habilidades lingüísticas”, apunta.
Aunque sus prácticas concluirán el próximo mes, probablemente alargará su estancia en la zona para disfrutar de unas merecidas vacaciones antes de regresar a casa.

“En estas experiencias todo es positivo”