Los ferrolanos recurren cada vez más a internet para viajar en coche compartido

Peaje de la Autopista en Cabanas
|

Compartir coche es una opción cada vez más socorrida para muchas personas que realizan recorridos fijos cada día, para quienes hacen desplazamientos largos de manera habitual o esporádica y, en definitiva para quienes no tienen vehículo propio o no encuentran un servicio de transporte público que se adapte a sus necesidades o a sus bolsillos.
Las páginas web a través de las cuales se gestionan este tipo de servicios tienen ya muchos adeptos y Ferrol y su comarca no son una excepción. En una de las más conocidas, blablacar.es, aparecen registrados a diario más de 370 viajes ofrecidos por conductores que parten de la ciudad naval o de alguna localidad cercana con destinos muy próximos, como Pontedeume, o más lejanos, como Barcelona. Los trayectos más habituales son, sin embargo, los que se ofrecen entre Ferrol y A Coruña, Ferrol y Lugo y Ferrol y Madrid.

información personal
Cada conductor tiene la opción de ofrecer información sobre sí mismo hasta el punto que estime oportuno. Los hay que aportan nombre y edad a secas; otros incluyen su fotografía y una frase que resume el motivo por el que conviene viajar con él. Los hay que trabajan en Madrid y viajan con frecuencia a Ferrol, que tienen a un hijo lejos y programan con tiempo las visitas, o que estudian fuera y vuelven a casa los fines de semana.
La capacidad al volante la determina la web con los términos entre “embajador”e “intermedio” en función de una serie de factores entre los que tienen gran peso las opiniones de los usuarios. Quienes aportan detalles del viaje explican dónde prefieren recoger y dejar a los acompañantes, cuántos viajarán, qué equipaje pueden llevar o cómo de cómodo es su coche.
También explican qué modelo conducen y en cuánto tiempo aceptan al pasajero interesado en viajar con él, si admiten a viajeros que fuman o que llevan mascotas y si  hay música para hacer más llevadero el trayecto.
Pero además, las personas que ofrecen sus viajes a través de internet se someten a las valoraciones de los pasajeros, que pueden exponer sus opiniones en la propia web recomendando, o no, al conductor.

Los ferrolanos recurren cada vez más a internet para viajar en coche compartido