Navantia y sindicatos tratan de llegar a un acuerdo tras salvarse los principales puntos de fricción

|

La comisión negociadora del convenio colectivo de Navantia trataba de llegar al cierre de esta edición a un acuerdo después de que a lo largo de la tarde se hubiesen producido avances en los puntos más conflictivos, es decir, la movilidad geográfica, los beneficios sociales y los turnos del área de Carenas.
Uno de los miembros de la comisión destacó durante un receso el acercamiento de posturas en los asuntos clave motivado por un cambio en la actitud de los representantes de la compañía pública. De hecho, señaló que la reunión, que estaba previsto que comenzase a las 12.00 horas, no empezó hasta cuatro horas más tarde, precisamente, dijo, porque la empresa quiso iniciarla con modificaciones sobre las posturas que mantuvo en la comisión de la semana pasada.
Tras desbloquearse esos temas se reanudó la reunión pasadas las 21.30 horas para comenzar a tratar punto por punto todo el documento. Este, como se recordará, debía de haberse firmado ayer tras la prórroga de tres meses que las partes se dieron a finales de junio, antes de que decayese la ultraactividad, que en el caso de Navantia se prolongaba ya durante tres años y medio.
El representante de la comisión negociadora informó antes del comienzo de la última parte del encuentro que, pese a los avances, iba a ser necesaria una nueva prórroga de unos días, pues lo máximo a lo que se podía llegar era a un  preacuerdo, pues el texto tiene que ser ratificado por las distintas asambleas.

tres meses
En principio, el convenio que se firme será el más corto de la historia de los astilleros locales y solo tendrá una vigencia de tres meses, hasta el final de año. A partir de ese momento las partes tendrán que volver a sentarse, aunque para entonces ya con el plan estratégico sobre la mesa. n

Navantia y sindicatos tratan de llegar a un acuerdo tras salvarse los principales puntos de fricción