Natalia Rodríguez: “´Volveré con fuerza para la segunda vuelta”

Las molestias de Natalia Rodríguez se incrementaron tras la disputa del Open Day en Madrid | FEB
|

Algo más de dos meses de baja. Ese es el tiempo aproximado que necesitará Natalia Rodríguez para recuperarse de la rotura de menisco que le obligará a pasar por quirófano esta misma tarde. Aunque desde la semana pasada la jugadora y el cuerpo médico del club barajaban esa opción, no fue hasta principios de esta misma semana cuando se confirmó el peor de los diagnósticos, y se aceleró el proceso para que la jugadora canaria pudiese someterse a esa cirugía reparatoria lo antes posible. 
Desde comienzo de la pretemporada, la joven sufría unas molestias en el lateral de la rodilla que inicialmente le diagnosticaron como una tendinitis. Fue a raíz de disputar el primer partido en Torrejón, durante el Open Day, cuando el dolor se intensificó –“me dolía mucho y no podía ni doblar la rodilla”, recuerda–, por lo que Natalia Rodríguez se sometió a nuevas pruebas que ya presagiaban el alcance de la dolencia: “Tenía el runrún ahí de que podía ser algo peor”, reconoce. 
Una última resonancia magnética en el Centro Hospitalario Juan Cardona así lo confirmó: Rotura de menisco externo de su rodilla izquierda. 
El traumatólogo Isidoro González la someterá esta misma tarde a una intervención de reparación en la clínica Quirón de A Coruña. Será a través de una artroscopia en la que se le extraerá parte –lo más pequeña posible– del menisco. Después le esperan por delante entre dos y tres semanas antes de que le retiren los puntos y, a partir de ahí, iniciará un trabajo progresivo de recuperación. Es complicado hablar de plazos, “porque me han dicho que depende mucho de cada persona”, explica Natalia Rodríguez, aunque como mínimo estará en torno a ocho semanas alejada de las canchas: “Yo calculo que para después de Navidad, para la segunda vuelta, estaré perfecta”, vaticina optimista.

Equipo
Y es que, a pesar de tratarse de su primera lesión de gravedad, la canaria se lo ha tomado con calma: “Estoy tranquila y bien de ánimos”, advierte Rodríguez, que estará acompañada en este trance por su madre. “Aunque es un palo para mí y para el equipo, porque creo que estaba en una buena dinámica y podría ayudar”, apunta. Efectivamente, la joven jugadora había dado un paso al frente en los últimos meses y tanto en la pretemporada como en el primer partido de la temporada gozó de más minutos en cancha que en el pasado ejercicio. De hecho, su ausencia y la de Marina Delgado –ha empezado a correr ya y poco a poco se irá sumando a la disciplina del grupo– han sido dos de los lastres con los que el Baxi Ferrol ha contado en su complicado arranque de campaña.
Ahora, a Natalia Rodríguez le tocará, con impotencia, “sufrir desde el banquillo”. “Es cierto que este inicio de la temporada no ha salido como esperábamos, pero nosotros ya sabíamos que iba a ser una liga complicada y que no se puede comparar con lo de otros años”, reivindica, a la vez que añade: “ahora nos quedan dos finales y tenemos que ganar como sea. Es cierto que tras la derrota estás mal, pero al día siguiente, como dice Patri Cabrera, siempre sale el sol y el equipo está trabajando muy duro esta semana para ganar el sábado”. l

Natalia Rodríguez: “´Volveré con fuerza para la segunda vuelta”