Obama descarta comparar su discurso de mañana con el de Luther King de 1963

En la imagen, el presidente de EEUU, Barack Obama. EFE/Archivo
|

 El presidente de EE.UU., Barack Obama, rechazó hoy comparar su discurso de mañana en Washington con el que pronunció hace 50 años Martin Luther King al resaltar que "Tengo un sueño" se apoderó de las "esperanzas de toda un generación" y es uno de los "cinco principales" de la historia de su país.

"Permítanme decir para que conste que no va a ser tan bueno como el discurso de hace 50 años", dijo Obama en una entrevista emitida hoy para el programa radiofónico Tom Joyner Show, en la que el primer presidente negro de Estados Unidos agregó que todavía está trabajando en el texto.

"Todo lo que puedo hacer en una ocasión como esta es celebrar los logros de todas aquellas personas que se apoyaron en sus hombros y luego recordar a la gente que aún hay trabajo por hacer para que nosotros lo hagamos, no solo honrando su discurso", insistió el presidente.

Obama no quiso comparar su discurso de este miércoles con el de Luther King, el cual, dijo "se apoderó de las esperanzas y los sueños de toda una generación".

"Sólo quiero que pase pronto. Porque cuando se habla del discurso del doctor King en la Marcha sobre Washington se está hablando de uno de los quizás cinco grandes discursos de la historia de Estados Unidos", aseguró el mandatario.

"I have a dream" ("Tengo un sueño"), la histórica declaración que King pronunció en la marcha de agosto de 1963, fue el empujón que hacía falta para materializar un cambio demandado en el país en materia de derechos civiles.

Obama se colocará este miércoles en el mismo lugar donde King pronunció aquellas palabras, en las escalinatas del monumento a Abraham Lincoln, para ofrecer un discurso de homenaje que también será todo un desafío, incluso para un mandatario al que muchos consideran heredero de la oratoria y el ímpetu del icono de la lucha racial.

John Lewis, el único orador vivo de la "Marcha sobre Washington", consideró en una entrevista con Efe que el hecho de que Estados Unidos tenga su primer presidente negro no implica que la lucha por la igualdad haya finalizado.

"La lucha por los derechos civiles va mucho más allá de tener a una persona negra como presidente. No podemos estar satisfechos sólo con eso", subrayó.

Consciente de ello, Obama ha evitado siempre sacar a relucir su histórica condición de primer presidente negro, y ya en su discurso de toma de posesión en 2009 advirtió de que no gobernaría para la población negra sino "para todos los estadounidenses".

Obama descarta comparar su discurso de mañana con el de Luther King de 1963