La adaptación del Galicia

campo de A Pedreira partido de fútbol entre el Galicia de Caranza y el Queixas
|

Que el Galicia de Mugardos sea uno de los equipos que vienen de descender a Primera Galicia no quiere decir que automáticamente sea uno de los favoritos a luchar por al ascenso a Preferente.“Es que el nombre no hace nada”, recuerda su entrenador, José Luis Fontao, que explica que desde la primera sesión de entrenamiento de pretemporada le ha insistido a sus jugadores en no marcarse objetivos a largo plazo, sino pensar solo en el siguiente enfrentamiento.
Con esa mentalidad hizo frente al duelo ante el Queixas, que también había ganado en la primera jornada y al que el cuadro mugardés no fue capaz de derrotar hasta el tiempo de prolongación gracias al tanto de Gabri. Este gol decidió un partido en el que el cuadro local fue mejor en la primera parte –aunque sin acierto–, pero que en la segunda vio cómo perdía sus señas de identidad y se contagiaba del estilo del rival, que jugó más cómodo, aunque sin disponer de ocasiones como para marcar.

Tranquilidad
Esta segunda victoria liguera sitúa al Galicia de Mugardos en el grupo de cuatro equipos que han ganado sus dos partidos. Pero el entrenador de la escuadra mugardesa no lanza, para nada, las campanas al vuelo por este buen arranque de competición. “Habrá que ir poco a poco ganando los partidos y en marzo o abril se verá cuáles son los objetivos por los que podemos pelear”, dice el técnico sobre las metas de su escuadra. 
Por ahora su mente está en el partido que el próximo fin de semana lo va a enfrentar al Eume Deportivo. Será la oportunidad de seguir dando pasos adelante en la adaptación a la categoría de un grupo casi totalemte nuevo.

La adaptación del Galicia