El juzgado desestima la petición de levantar la suspensión de la tasa de saneamiento

El bipartito acordó en un pleno de septiembre del año pasado suspender la tasa de saneamiento d.alexandre
|

La juez titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ferrol desestimó la solicitud de la sociedad Socamex –parte privada de Emafesa– que pedía la suspensión de la resolución por la que se paralizó la tasa de saneamiento, evitando así el cobro a los ciudadanos de un servicio, que a juicio del Concello no se estaba prestando por parte de la empresa mixta de aguas de Ferrol.
En concreto, la parte privada de Emafesa pedía dejar sin efecto el acuerdo plenario alcanzado el 18 de septiembre de 2015, en el que se decidió la suspensión de la tasa reguladora de depuración de aguas residuales en la ría de Ferrol, que salió adelante con los votos de Ferrol en Común y PSOE, al entender que este servicio no se estaba prestando.
Antes de hacer llegar la demanda en los juzgados, Socamex presentó un recurso ante el Ayuntamiento de Ferrol, que no fue atendido, y de lo que se le dio traslado el 26 de noviembre de 2015. Esto, finalmente, motivó la presentación de la demanda en la sede judicial de Ferrol.
En su exposición de motivos, Socamex asegura que el Ayuntamiento le encomendó a Emafesa “la gestión, explotación, mantenimiento y conservación del sistema de saneamiento y depuración de la Estación Depuradora de Cabo Prioriño, resultando ser la tasa la única forma de ingreso de la sociedad mixta y forma de cobro de los servicios prestados”. Además, asegura que “no está claro que la situación de la EDAR sea imputable a Emafesa”, al tiempo que dice que la ordenanza fiscal “no se reduce a la salida de aguas residuales de la planta depuradas, sino que implica determinados procesos de puesta en marcha”.
Socamex explica que la suspensión de la tasa con el mantenimiento de las obligaciones de ejecución de inversiones y pago de cánones del contrato por parte de Emafesa “sin disponer de ingresos de ningún tipo, agravará la ya muy perjudicial situación económica de dicho concesionario, que perjudica incluso al propio Concello de Ferrol, como socio de la misma”.
Por su parte, desde la administración demandada –el Concello– se considera que nada se alega respecto a qué riesgo puede sufrir Socamex por el tiempo que se demore el perjuicio principal y dice que “no se han acreditado unos daños de imposible o difícil reparación”. Por eso, explicó que frente a los intereses económicos particulares del recurrente –la parte privada– está la de los ciudadanos “que no deben pagar una tasa por un servicio público cuya efectiva prestación está cuestionada”.
En la sentencia, la juez asegura que “no se justifica que los desajustes de economía y la necesidad de financiación de Emafesa ocasionen a la recurrente unos perjuicios que no pudieran ser reparados mediante la correspondiente indemnización”.
Además, también basa su decisión de desestimación del acuerdo plenario en que frente a lo expuesto “debe valorarse el interés de los ciudadanos en no abonar una tasa por un servicio cuya prestación está cuestionada” y por ello concluye que “no procede, por tanto, acceder a la medida interesada”. Contra esta resolución se puede presentar recurso de apelación.

El juzgado desestima la petición de levantar la suspensión de la tasa de saneamiento