El derecho a la formación centra las reivindicaciones de la mujer gitana

Diario de Ferrol-2017-04-11-015-596939d5-p
|

Salomé Montero tiene 23 años, formación en peluquería y estética y un sueño: viajar a Estados Unidos con sus amigas para visitar su ciudad favorita, Los Ángeles. Alba Jiménez, con 17 años, cursa primero de Bachillerato y espera realizar un ciclo de FP de Comercio al finalizarlo.

Ambas ejemplificaron con sus testimonios personales la necesidad de que las mujeres de etnia gitana estudien para estar en condiciones de igualdad a la hora de acceder al mercado laboral. “É moi importante que as mulleres sexamos independentes economicamente para poder cumprir os nosos soños”, recalcó Salomé. Estas reivindicaciones centraron ayer la apertura de los actos del Día Internacional del Pueblo Gitano organizados por el Concello de Narón y que arrancó con la lectura de varios textos por parte de cinco mujeres del colectivo en el salón de plenos.

Allí fueron recibidas por las concejalas de Acción Social, Catalina García (PSOE); Igualdade, Teresa Sabio (BNG); Feiras e Mercados, Mar Gómez (TEGA), y Educación, Mercedes Taibo (TEGA). “A maioría das mulleres que nos acompañades acudides ás sesións do Grupo de Xestión e organización familiar que se impulsan desde o Concello. É moi importante porque hai que traballar por unha integración e igualdade reais do colectivo no que a educación é fundamental, polo que vos pido que mandedes ao colexio aos vosos fillos e fillas”, apuntó Taibo.

Ceremonia del Río
Los actos continuaron en el parque fluvial del Río Freixeiro a donde se desplazaron las participantes para llevar a cabo su tradicional Ceremonia del Río con la que recuerdan a las víctimas gitanas de la II Guerra Mundial y del éxodo de este pueblo por el mundo con la suelta de pétalos y flores elaboradas en un taller de origami celebrado el pasado viernes.
Antes, un grupo de niños que acuden a las clases de apoyo de la Asociación Acción Familiar (AFA) –entidad que se encarga del programa de minorías étnicas del Concello de Narón tras el cierre de la delegación de la Fundación Secretariado Gitano– leyeron el manifiesto de la jornada.

Como en toda celebración que se precie no faltó el cante y el baile. Los participantes tuvieron incluso la oportunidad de degustar un café gitano que prepararon en el mismo parque mezclando en un pota agua hervida, café y azúcar, tras dejarlo reposar unos minutos. l

El derecho a la formación centra las reivindicaciones de la mujer gitana