El Narón TM busca “plan B” para su equipo de Superdivisión femenina

Canay y Cobelo, a la derecha, durante el pasado Nacional | rfetm
|

A poco más de mes y medio de convertirse oficialmente en parte de la elite nacional del tenis de mesa y poner una nueva muesca en la historia de la entidad, el Tenis de Mesa Narón sigue trabajando en el proyecto con el que comenzará su andadura entre los mejores, en Superdivisión.
Una tarea que, si bien ya sabían que iba ser difícil, y más teniendo en cuenta el corto presupuesto con el que cuentan –aunque haya crecido respecto a campañas anteriores–, se les complica un tanto a las naronesas. Y es que la formación local no podrá contar con su única incorporación hasta la fecha, la brasileña Caroline Kumahara, hasta el próximo mes de enero. Un jarro de agua fría para el club de Santa Icía, que contaba con la llegada de la jugadora de 23 años para el inicio de una temporada que arrancará el último fin de semana de septiembre.
La presencia de Kumahara hacía que la incorporación de una nueva tenista no fuese tan urgente como sí lo es ahora, ya que comenzar su concurso con solo las canteranas Claudia Canay y Diandra Cobelo es inviable por cuestión de normativa. De este modo, desde la entidad naronesa han vuelto a sumergirse más a fondo en un mercado de fichajes ahora ya más escogido y en el que encontrar a la jugadora que se adecue a sus necesidades y presupuesto. Un “pez” que podrían pescar en aguas suecas, al encontrarse en negociaciones con una jugadora de este país, que compatibilizaría su presencia tanto en esta liga como en la española, algo muy habitual en esta disciplina.

Rivales
Con esta puerta abierta, la directiva naronesa sigue trabajando para poder materializar el ascenso logrado por las suyas el pasado mes de abril, si bien todo se complica, como viene siendo habitual en una entidad con presupuesto modesto y en una disciplina de las consideradas minoritarias.
Deshojando el calendario para su ansiado debut, Canay y Cobelo continúan con su preparación para una liga en la que ya conocen a las formaciones que serán sus rivales. Así, viajaran a Andalucía para verse las caras con el Priego y Linares, a Baleares para medirse el Santa Eularia, a una Cataluña que tendrá tres formaciones en liza –Gribau, Calella y Balguer–, Alicante, Rivas madrileño, Cartagena y a tierras vascas para medirse al Irún Leka Enea, además de la visita a las “vecinas” del Arteal de Compostela. Mientras tanto, la actividad deportiva tampoco para en las filas de la entidad, ya que si bien no hay liga, los habituales trofeos de verano mantienen el ritmo de competición en los jugadores. Un ritmo con el que continuarán este fin de semana con su presencia en la novena edición del Trofeo San Froilán de Lugo, a la vez que ultiman los detalles para la prueba naronesa en la que ejercerán de anfitriones la próxima semana. l

El Narón TM busca “plan B” para su equipo de Superdivisión femenina