Un partido entre campeones con sabor a desquite

Unión Deportiva Somozas-Cultural y Deportiva Leonesa 3ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol Manuel Candocia Daniel Alexandre (7-9-2014) TEXTO: Diego Calzado (1) despeja la pelota ante la presión de Héber
|

Redacción
Ferrol

Dice el refrán que “lo que no te mata, te hace más fuerte”. Hace más de cinco meses, el Somozas sufrió un mazazo letal en su primera eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda División B ante el Valladolid B. Ese emparejamiento entre campeones de grupo del que, el que saliese airoso, obtendría de forma directa el pase a la categoría de bronce del fútbol español. Los pupilos de Míchel Alonso fueron netamente mejores en el cómputo global de la eliminatoria... pero el que salió airoso fue su rival. Lejos de hundirse, la formación somocense salió fortalecida como equipo y ello le valió para seguir avanzando en su objetivo y, aunque con más sufrimiento y trabajo, alcanzar conseguir el ascenso.
Rememorar aquellos acontecimientos hacen que, inevitablemente, para los jugadores del Somozas que continúan en la plantilla, el partido del domingo en el Complejo Deportivo Manuel Candocia ante el filial pucelano sea un encuentro especial. “Le tenemos muchas ganas por todo lo que supuso”, reconoce Héber Pena, porque aunque al final el ascenso dejó en un segundo plano aquel fiasco, “siempre nos quedará esa espinita”.

Diferencia
Nada tendrá que ver, eso sí, el contexto de aquel partido con el de este, “porque entonces nos la jugábamos a vida o muerte y ahora son tres puntos más. Importantes, pero tres puntos y en una liga de 38 jornadas sabes que te puedes permitir algún error. De aquella no. Había que ganar como fuese”. Pendiente de la decisión del Juez Único de Competición acerca de la demanda presentada por la Cultural Leonesa por presunta alineación indebida, precisamente, del propio Héber Pena, la situación clasificatoria del Somozas podría variar sustancialmente de seguir contando o no en su casillero con esos tres puntos que ganó sobre el césped.
No cambiarán, sin embargo, las buenas sensaciones con las que la plantilla se encuentra en este arranque liguero. Y es que este Somozas, aunque mantenga buena parte del grupo, poco tiene que ver con el de entonces y en su crecimiento jugó un papel vital, precisamente, aquella eliminatoria con el Valladolid B: “Aquel revés nos dio un plus, nos dio fuerza para seguir adelante y como equipo nos hizo más peligrosos. Nos unió mucho y también nos hizo madurar, sobre todo porque éramos una plantilla muy joven”.
El cuadro que dirige Míchel Alonso todavía comenzó a preparar ayer de lleno un encuentro ante un equipo que saben que sigue siendo muy joven y competitivo. A nivel personal, la confrontación también tiene tintes especiales para un Héber Pena que regresa con ganas tras la sanción que Competición le impuso en su día tras ser expulsado en el primer partido de liga y que hace que ahora solo piense en “volver cuanto antes para ayudar al equipo a llevarse los tres puntos”.

Un partido entre campeones con sabor a desquite