La defensa del tren se queda a las puertas de la Consellería de Infraestruturas

Los responsables municipales fueron atendidos por el jefe de gabinete de la conselleira, que no se encontraba en su despacho
|

La comitiva formada por los alcaldes de Cariño, Cedeira, Ferrol, Narón –primer teniente de alcalde–, San Sadurniño, Valdoviño y Moeche –Ortigueira y Viveiro no pudieron estar presentes pero comparten las reivindicaciones– se quedó ayer a las puertas del despacho de la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, con sus demandas en defensa de la mejora del ferrocarril Ferrol-Ribadeo bajo el brazo.
Los regidores acordaron esta visita en la última reunión celebrada el 28 de marzo en el concello modestino, tras haber esperado un año a que se concediese una entrevista solicitada para abordar la situación de la VAC y las comunicaciones por ferrocarril. Pese a haber anunciado que viajarían ayer a Santiago, no pudieron reunirse con la responsable de la Consellería. Fue el jefe de gabinete, Iago Domínguez, quien, tras comunicar que Vázquez no estaba en su despacho, se comprometió a fijar ayer mismo una fecha para la reunión.
El encuentro no pasó por tanto del vestíbulo, en un acto que los regidores no dudaron en calificar de “desprezo ao conxunto da poboación dos nosos municipios a ausencia de calquera cargo público ante a visita dos alcaldes, logo de levar un ano agradando por unha data de reunión”.

Desde el gabinete de la Consellería se insistió en que el transporte ferroviario no es competencia de la Xunta aunque, como explicó la portavoz de los regidores, Beatriz Bascoy, alcaldesa de Moeche, “non é argumento para non recibir aos representantes de alcaldías cunha poboación de máis de 200.000 habitantes nin xustifica en ningún caso que o goberno galego non consiga que un representante de ADIF acuda a unha reunión cos alcaldes das tres comarcas, tal e como se solicitou hai tempo”.

Problema de movilidad
La alcaldesa de Moeche recordó que la situación actual es “dramática” y afecta al día a día de los vecinos de estos diez concellos, “xente que vai traballar, estudar ou facer xestións e que non pode contar co transporte en tren”.

La supresión de líneas, los continuos retrasos o la sustitución de trenes por autobuses o taxis suponen, para la representante comarcal, “un deixar morrer o tren”. Una situación que impide, puso la regidora como ejemplo, que “un estudante de Ortigueira poda vir a Universidade a Ferrol por non ter horarios axeitados, un traballador de Moeche ou Cerdido non poda acudir ao seu posto ás nove da mañá ou un enfermo non poda facer as súas xestións sanitarias co ferrocarril como medio de Transporte”.

A las necesidades del tren se suman otros problemas de movilidad como el transporte por carretera, “fundamental para fixar poboación no rural e tamén para un desenvolvemento social e económico”. Así, la alcaldesa criticó que ni siquiera se haya convocado la comisión de seguimiento de la VAC. l

La defensa del tren se queda a las puertas de la Consellería de Infraestruturas