Rajoy insiste en un gobierno con PSOE y C’s y pide que se preserve “la unidad”

Fernándo del Páramo responde durante una rueda de prensa ep
|

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, se reafirmó en su postura al defender las ventajas que tendría un gobierno de coalición con PSOE y Ciudadanos (C’s), al tiempo que lanzó una advertencia: el PP “no propiciará de ninguna manera que quien haya perdido sea presidente”. También llamó a los suyos a mantener la unidad interna.

En un escenario político incierto en el plano estatal, en el que algunas voces de su partido plantearon que debería dar un paso atrás y donde también el líder de C’s, Albert Rivera, sugirió que, si el actual presidente se iba, “todo sería distinto”, Rajoy reivindicó ayer que “lo importante para el PP es mantener la unidad y preservar la independencia”.

decisiones

“No podemos olvidar lo que somos, somos el primer partido de España y las decisiones de 800.000 afiliados las toma la organización más grande de España y no las toman otros por nosotros”, sentenció en el congreso del PP de Pontevedra.

Al tiempo, Rajoy defendió, entre aplausos de los suyos, que “el gobierno debe presidirlo quien ganó siempre”. Como ocurre, afirmó, “desde 1977”, porque “democracia significa muchas cosas, pero sobre todo que la gente elige con su voto a quien quiere que le gobierne”.

Para Rajoy, las “razones” que sustentan su posición están “muy claras” ya que PP, PSOE y C’s coinciden “en lo fundamental: igualdad entre los españoles, soberanía nacional y unas posturas similares sobre el proceso europeo. “Trabajamos juntos contra el terrorismo”, añadió, antes de incidir en que una coalición de estas características lanzaría “un mensaje muy positivo”

“Sería un mensaje muy positivo para la recuperación económica, fuera y dentro, para los mercados; esta coalición es la que gobierna en 15 países europeos”, aseveró, antes de ejemplificar con Alemania, Austria o la propia Unión Europea. “Le permitiría reformas a España que durarían mucho tiempo”, dijo.

Enfrente, solo ve “una alternativa”, la de un gobierno de PSOE, mareas y partidos nacionalistas. “Y eso es malo para España, para la unidad de España, para los españoles y para la economía de 46 millones de personas”, sentenció Rajoy, quien reiteró que no fue a la investidura porque “sabía que no tenía ninguna posibilidad” de superarla y que no hizo “perder ni un minuto a nadie”.

Rajoy centró buena parte de su discurso en reflexionar sobre lo ocurrido después de las elecciones del 20 de diciembre, cuando, a su entender, los españoles “votaron” y lanzaron “el mensaje de “entiéndanse ustedes, hablen, dialoguen, formen gobierno y háganlo a la mayor celeridad porque España lo necesita””.

Recordó que, al día siguiente, el PP convocó una reunión de su Comité Ejecutivo para “fijar una posición” y que dicha postura es la que “mantiene”.

“Nuestra propuesta es sensata, moderada y democrática”, continuó el dirigente popular, convencido de que PP, PSOE y C’s coinciden “en lo fundamental” con ellos.

Rajoy insiste en un gobierno con PSOE y C’s y pide que se preserve “la unidad”