La defensa de Urdangarin reitera que “nunca ha sustraído ninguna cantidad”

La infanta Cristina y su marido salen de los juzgados reuters
|

El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, aseguró durante la exposición de su informe final en el juicio del caso “Nóos” que nunca sustrajo “ningún tipo de cantidad” de las Administraciones públicas ni tuvo dinero en el extranjero, “y menos aún en paraísos fiscales”.
Así lo puso de manifiesto tajante al rebatir uno a uno los delitos que las acusaciones imputan al exduque en una intervención que arrancó pasadas las 13.30 horas, y en la que subrayó que su patrocinado “no ha firmado ninguno de los convenios” por los que el Instituto Nóos percibió más de seis millones de euros de las Comunidades de Baleares, Comunidad Valenciana y Madrid “ni ha inducido al pago” de estos fondos.
De hecho, en el caso de las islas aseguró que no instó al expresidente del Govern Jaume Matas, ni al exdirector general de Deportes José Luis Ballester ni a ningún otro cargo “a que de manera premeditada tuvieran que incumplir de forma grosera las leyes para dictar resoluciones injustas” en el marco de estos hechos como tampoco “se ha concertado con ninguno de ellos”.
“Lo que hizo fue ofrecer la posibilidad de desarrollar determinados eventos”, recalcó el abogado, subrayando el hecho de que estas actividades –los denominados Illes Balears Forum, los Valencia Summit y la preparación de la candidatura olímpica de Madrid 2016– se llevaron a cabo. “Realizó cuantos servicios le resultaron propios”, insistió.
El representante legal de Urdangarin defendió asimismo que el marido de la infanta Cristina “no se ocupaba de la facturación, como ha resultado obvio, ni ha aportado factura, documento o dato contable; ni un papel”. “Cuando se fue en marzo de 2006, se fue con lo puesto, ni con su ordenador, por más que este abogado le ha suplicado si tenía algún papel”.
DEn lo que a un presunto delito de blanqueo se refiere, Pascual Vives subrayó que los fondos derivados de los trabajos profesionales que el exduque llevó a cabo para entidades privadas a partir de 2006 “no fueron invertido en bienes de difícil localización”, sino en inmuebles con su correspondiente hipoteca.
El juicio prevé quedar hoy visto para sentencia. Y lo hará tras seis meses en los que han comparecido más de 300 testigos y numerosos peritos, además de los propios acusados del presunto desvío de más de seis millones de euros de las Administraciones públicas a través del entramado urdido por Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

La defensa de Urdangarin reitera que “nunca ha sustraído ninguna cantidad”