Comienza la remodelación de la superficie de la plaza de España

la retirada de la tarima de madera es la primera intervención en la plaza jorge meis
|

En pleno mes de agosto, rompiendo con la tendencia de que es un mes prácticamente inactivo, comienzan dos de las obras más destacadas de las que se llevarán a cabo en la ciudadte mandato, la del parque Reina Sofía –con fondos europeos, procedentes del plan Urban– y la plaza de España –financiadas por el Concello–.
Los trabajadores de la UTE Extraco y Prace han comenzado ya la actuaciones en la superficie de la plaza de España, tras los muestreos previos de carácter estructural que se han venido realizando en las últimas semanas.
Las obras en la superficie no han inhabilitado el uso de la plaza, ya que, por el momento, se ejecutan en uno de los dos lados de la misma. Así, ayer los trabajadores comenzaron la retirada de las tarimas de madera tanto de las que en su día se instalaron para la colocación de terrazas de hostelería como la más próxima a la zona de la biblioteca, entre una de las entradas al subsuelo –donde estaba previsto construir un spa– y el acceso al estacionamiento subterráneo.
Ahora, la actuación que se prevé ejecutar sobre los pavimentos pasa por conservar las losas grandes de granito gris de la zona oeste, preservando su condición de conexión con el casco histórico. Este mismo pavimento se conservará también entre los dos edificios cuadrados y el resto del parque contará con un suelo continuo de hormigón bituminoso en color rojo para darle un carácter de unidad.
Sobre este pavimento se pintarán líneas de color realizadas con una pintura especial antideslizante, con forma ramificada, cuyo objetivo es reforzar el carácter de parque de la plaza de España.
También está prevista la instalación de una banda de un metro de pavimento especial para ayuda de las personas con deficiencias visuales en los cruces con el tráfico de acceso a la plaza por las bocas del aparcamiento.
Las luminarias actuales se recolocarán y se instalarán otras en el espacio donde se encuentran los huecos de acceso al subterráneo –donde se plantarán los cedros de Líbano en recuerdo de los que hubo en su día en esta plaza– en el medio de las fuentes antiguas, que se recolocarán, y de los bancos de las pérgolas.
Las obras, como se recordará,  supondrán una inversión de 812.000 euros y el proyecto se basa en el diseño de la paisajista y arquitecta Isabel Aguirre. El plazo de ejecución, que ya ha empezado a contar, es de seis meses.

Comienza la remodelación de la superficie de la plaza de España