Alvariño da el primer golpe

Miguel Alvariño se encuentra en un gran momento a nivel físico | mA
|

Miguel Alvariño inició el camino hacia la reconquista de la plaza olímpica que ya había logrado el año pasado –aunque posteriormente fue despojado de ella– siendo el mejor en el primero de los clasificatorios de la segunda fase del sistema selectivo que servirá para formar el equipo nacional de recurvo en el año 2021. El arquero pontés logró la mejor puntuación en la cita disputada el pasado fin de semana en el campo de San Sebastián, en Madrid, lo que le hace encabezar la clasificación con 69 puntos, nueve más que Pablo Acha y catorce por encima del también pontés Daniel Castro.


“La verdad es que tiré muy bien”, destacó Miguel Alvariño acerca de los tres días de actividad en los que se midió a los otros diez arqueros que intentarán estar entre los cuatro que formen el combinado nacional en las citas internacionales –Antonio Fernández empezó a participar, pero tuvo que retirarse–. Así que, pese a estar un poco nervioso por el tiempo que llevaba sin competir, tanto en las serie de disparos desde 70 metros –en la primera estuvo a punto de batir el récord de España— como en los enfrentamientos individuales, el deportista de Pena de Eiriz demostró ser el mejor.


Batallas

Alvariño, de todas maneras, reconoció que “es solo la primera batalla para ganar la guerra”. Así, dentro de quince días intervendrá en el segundo y último de los clasificatorios que componen esta segunda fase del sistema. De él saldrán los ocho mejores arqueros que, en una tercera fase en la que todos los participantes partirán de cero, se jugarán las cuatro plazas para intervenir en las pruebas internacionales que hay y jugarse en ellas el billete para la cita olímpica de Tokio..



El arquero pontés, que reconoce estar en un gran momento de forma, espera demostrar en todos las pruebas en las que tome que, igual que el año pasado, es el mejor y merece hacerse con la plaza individual para la cita olímpica. Además. también confía en la clasificación del equipo nacional.

Alvariño da el primer golpe