O Val mira el futuro con más optimismo tras ganar al Dumbría

|

La victoria de la semana pasada ante el Dumbría ha dado un poco de moral a los jugadores de O Val, ya que han abandonado la última posición de la tabla clasificatoria.
El preparador del conjunto valexo, Iván Rodríguez, destaca del choque que “si te digo la verdad, quizá fue el partido en el que estuvo más desorganizados desde que me hice cargo del equipo”.
Además, el técnico añade que “es cierto que ellos nos empataron en una acción en la que influyó mucho el viento y luego se pusieron por delante en un saque de esquina. Sin embargo, en los últimos minutos, templamos un poco los nervios y llegó la victoria, que creo que fue merecida por lo que se vio en el campo”.
El conjunto valexo sigue estando en una posición muy comprometida para salvar la categoría, ya que solo quedan nueve jornadas por disputarse y lleva trece puntos de desventaja sobre los puestos de salvación.
El técnico también dice que “sabemos perfectamente cual es la realidad con la que nos encontramos y la intención es que el equipo mejore día a día. Salvarnos es complicado, pero estamos haciendo un trabajo de futuro y tratando de terminar la liga de la mejor manera posible e intentaremos ganar el mayor número de encuentros que podamos”.
Además, el preparador pontés reconoce que “el triunfo siempre hace que el jugador tenga más ganas y se pudo comprobar en el entrenamiento del martes, en el que había dieciocho futbolistas trabajando. Eso también permite que mejores, porque todos quieren ganarse un puesto en el equipo para el próximo partido”.
Después del empate en el feudo del Paiosaco y la victoria frente al Dumbría, ahora toca rendir visita al campo de La Milagrosa, un rival de la zona alta de la tabla, por lo que no será una tarea fácil para el cuadro valexo.
Sin embargo, Iván Rodríguez destaca que “se trata de un terreno de juego especial, en el que ellos tienen muy bien dominados los espacios, pero trataremos de utilizar nuestras armas para llevarnos la victoria, que nos hace mucha falta”.
De cara a ese partido del domingo el técnico comenta que “en principio, vamos a poder contar con todos los jugadores de la plantilla, salvo Iago, que ya empezó a entrenar con el grupo, pero aun le quedan dos semanas para poder jugar”.
Además, el preparador añade que “siempre es bueno que haya el mayor número de futbolistas para poder escoger, porque eso te da más opciones a la hora de poder poner un equipo más competitivo. Estoy muy satisfecho con el trabajo que hacen todos en cada entrenamiento y eso también nos está ayudando a crecer como conjunto y a que ahora los rivales no se encuentren más cómodos cuando se enfrentan a nosotros”.
Esta tarde, los componentes del conjunto valexo están nuevamente convocados en las instalaciones del campo de Sinde para llevar a cabo otra sesión de entrenamiento.

O Val mira el futuro con más optimismo tras ganar al Dumbría