La plantilla de Poligal se encierra en el edificio de la Xunta para exigir una solución de urgencia

Trabajadores de Poligal encerrados en el edificio de la Xunta
|

A escasas horas del cierre de la mesa de consultas del ERE extintivo de la factoría naronesa de Poligal, la plantilla de la fábrica decidió protagonizar ayer un encierro en el edificio administrativo de la Xunta como medida de presión para que la administración autonómica busque alguna solución de urgencia.

Así, cerca de una veintena de trabajadores tomaron de forma pacífica el hall del inmueble mientras, de forma paralela, el comité de empresa mantenía una reunión en las instalaciones de Poligal de A Gándara con la directora del Plan Ferrol, Natalia Barros. Esta protesta coincidió, además, con la organizada a las puertas del mismo inmueble por el sindicato CIG para reivindicar la eliminación de la reforma laboral, mostrando esta su solidariad con la plantilla despedida de la fábrica de polipropileno.

Ofertas sobre la mesa
Según explicaron fuentes sindicales, en la actualidad habría hasta dos empresas interesadas en continuar con la actividad de Poligal Narón, pero sería necesario que visitaran las instalaciones de la factoría para que el administrador concursal considerase la paralización o extensión del proceso. Además, los acuerdos de confidencialidad del Igape impiden conocer cuáles son esas compañías, lo que estaría dificultando la negociación.

En declaraciones a la agencia Europa Press, el presidente del comité de empresa, Rafael Souto, afirmó al término de la reunión con Natalia Barros que “por los plazos y el tiempo que tenemos es necesario que apuren y que el administrador concursal pueda ver que hay algo”. Del mismo modo, Souto corroboró que “desde el Igape dicen que tienen posibles inversores, pero que a día de hoy falta que vengan a ver las instalaciones”.

En cuanto al encierro en sí, Bernardo Cabaleiro, otro de los delegados del organismo de representación de los trabajadores, apuntó que el objetivo del mismo respondía a que “el tiempo apremia y para exigirle agilidad al Igape en las gestiones que está realizando”. Cabaleiro considera que el grupo matriz de la compañía naronesa, Peralada, “sigue buscando lo que quiere; no quiere hablar de una suspensión temporal, quiere ir ya directamente al [ERE] extintivo”. Del mismo modo, el representante expresó que, en referencia a posibles indemnizaciones, “sí es cierto que están poniendo cantidades económicas encima de la mesa, pero son insultantes”. Así, el período de consultas del expediente concluirá mañana sábado.

La plantilla de Poligal se encierra en el edificio de la Xunta para exigir una solución de urgencia