Los socialistas acusan al gobierno de actuar de manera dictatorial

rueda de prensa del PSOE en el Ayuntamiento de Ferrol Ramón Veloso y Natividad
|

Aunque todo hace pensar que no tendrán éxito, la portavoz del grupo municipal socialista, Natividad González Laso, y su compañero de grupo Ramón Veloso pidieron ayer al gobierno –e insistirán en ello “hasta el último momento”– que retire del orden del día del pleno ordinario de mañana el convenio con Augas de Galicia y la tasa de saneamiento. González Laso denunció la falta de debate en torno a una cuestión de tanta trascendencia y señaló que “no se puede patrimonializar el gobierno, sino que hay que hacer el esfuerzo de explicar, tratar de llegar a acuerdos, argumentar y traer propuestas que sean las mejores para el interés general, pero no ha sido así”.
La portavoz socialista recuerda que llevan un año y medio tratando de que se convocase una reunión con los técnicos que estaban trabajando en este tema para abordar cuestiones como el saneamiento de la zona rural o los costes no solo energéticos sino también medioambientales  y no se ha atendido esta petición. “Confunden el liderazgo con una decisión dictatorial, pero liderar no es ordenar, sino convencer”, dijo. González Laso expresó su satisfacción por el cambio de opinión del gobierno en cuanto al cobro de la tasa de saneamiento en la zona rural, pero al mismo tiempo consideró que esta decisión es una muestra de que la propuesta del ejecutivo “no estaba tan clara”. La concejala señaló que esta cuestión que ahora se ha corregido la observaron a primera vista y se preguntó cuántas más detectarían si hubieran tenido tiempo para estudiar la documentación. Denunció asimismo que el pleno que se celebrará mañana se convocó el pasado lunes, cuando ni siquiera se habían celebrado las comisiones informativas para dictaminar las propuestas. “El gobierno sigue incumpliendo el reglamento y privando de derechos a la oposición”, sentenció, y señaló que si el convenio y la tasa no se retiran del orden del día no podrán darle su apoyo. “Estamos dispuestos a llegar a acuerdos pero las trágalas no las vamos a aceptar”, concluyó.
Por su parte, Ramón Veloso insistió en que se hace necesario el consenso en un proyecto que afectará a 130.000 vecinos y que supondrá el bienestar medioambiental para los próximos cien años.  Dijo no entender las prisas por aprobar estas cuestiones porque “el saneamiento no va a entrar en funcionamiento al día siguiente del pleno” y, aunque incidió en que el PSOE está de acuerdo con que los vecinos deben pagar una tasa por este servicio, se mostró en de-sacuerdo con las pretensiones del gobierno. Criticó, en este sentido, que el Concello acepte recibir las instalaciones de la Xunta sin comprobar siquiera que funcionan correctamente puesto que puede haber problemas cuyo coste, en su caso, debería asumir, a su juicio, la propia administración autonómica.
También pidió que la Xunta aporte ya una inversión para acometer el saneamiento de la zona rural y, en relación con las obras pendientes en estas parroquias, criticó que se vayan a decidir inversiones por más de seis millones “nunhas horas de comisión”. En este sentido, indicó que no se puede atender únicamente a criterios economicistas y criticó el proyecto de crear minidepuradoras en zonas próximas a las playas o incluso en la Red Natura.
En cuanto a la financiación, Veloso denunció que la Xunta no llegue a acuerdos con los dos Ayuntamientos afectados –Ferrol y Narón– y, en todo caso, consideró que debería ser el gobierno autonómico –y no los ferrolanos– el que aportase la parte de los costes fijos que corresponde a Narón hasta que sus vecinos se enganchen a la red.

Los socialistas acusan al gobierno de actuar de manera dictatorial