El número de pérmex de marisqueo a pie en la ría de Ferrol es el más bajo de los últimos cinco años

Mariscadoras faenando en una de las autorizaciones mugardesas
|

El número de permisos de marisqueo a pie en la ría de Ferrol es el más bajo de los últimos cinco años, según el informe anual que elabora la Consellería do Mar tras un pormenorizado barrido de los diferentes registros y ficheros en los que existe información.

Al término de 2019, la cifra de pérmex a pie se situó en los 152, diez menos que en 2015 y 17 por debajo del ejercicio siguiente, 2016. Con respecto al primer balance, el descenso es superior al 6%, mucho más acusado que el que presenta el sector en el conjunto de Galicia, donde los permisos de explotación han pasado de los 3.826 de 2015 a los 3.777 del último ejercicio, es decir, apenas un 1,3% menos. La pérdida de pérmex en la ría es, por tanto, cinco veces más pronunciada que en el conjunto de las rías gallegas.

Por cofradías, Mugardos es la que más mariscadores a pie tiene, con un total de 61 al final del año pasado, solo uno menos que en 2015. La siguiente, por número, es Barallobre, con 52, cuatro menos que cinco años antes, y, por último, Ferrol, con 39 registrados en la estadística de Mar, cinco menos que en el primer informe.

Licencias

Los pósitos pueden solicitar más pérmex en los planes de explotación que presentan a la administración autonómica, si bien ese número, que conlleva un proceso de formación y adjudicación, está condicionado por factores técnicos, es decir, señala la Consellería do Mar, “en función do estado biolóxico dos recursos e as posibilidades de explotación, para evitar a sobreexplotación e para que se garantan unhas ganancias mínimas aos profesionais do sector”.

En los últimos planes aprobados, la Consellería do Mar establece para Barallobre un número máximo de permisos de marisqueo a pie –72–, por los 65 para Mugardos.

En todo caso, la situación actual de la ría en términos productivos dificulta la incorporación de más personas a las cofradías. La extracción está en mínimos y ninguna de las especies tradicionalmente importantes de los bancos –la almeja babosa, fina, bicuda o japónica y el berberecho, entre otras– disponen de un stock de talla comercial que permita cubrir los cupos diarios.

El número de pérmex de marisqueo a pie en la ría de Ferrol es el más bajo de los últimos cinco años