“El próximo objetivo es ascender a Segunda A”

Racing Club Ferrol-Unión Deportiva Ibiza Eivissa 25ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol A Malata Jorge Meis (16-2-2020) TEXTO: Emilio Larraz, número uno
|

Llegó al club en Tercera División de la mano de los nuevos dirigentes y ha sido uno de los grandes responsables de que esa hoja de ruta que el Grupo Elite fijó para el Racing se haya ido cumpliendo con pasos milimétricos. Primero se recuperó la categoría, después llegó la consolidación en Segunda División B y ahora toca dar el salto al fútbol profesional. Con la confianza entre ambas partes intacta, Emilio Larraz pone las cartas sobre la mesa: ahora lo que toca es ascender.

 

Va camino de afrontar su tercera temporada en el Racing de Ferrol. ¿Pensó en algún momento durante las últimas semanas que no se iba a hacer efectivo el contrato que lo vinculaba con la entidad?

En ningún momento por parte del club o de Carlos Mouriz ni por la mía propia se valoró esa posibilidad de romper el contrato que nos unía. Simplemente, al final de temporada siempre hay que hacer un balance y una reflexión para comprobar que las dos partes estamos a gusto. Hay veces en las que, a pesar de que existan contratos, si por lo que sea se da una pérdida de confianza por una de las dos partes, es mejor dejarlo. En este caso no ha sido así. Mouriz me sigue transmitiendo su confianza y por mi parte igual. Estoy contento e ilusionado y tengo suerte de estar en un proyecto importante, ambicioso, con gente que hace las cosas muy bien.

 

Desde que llegó al Racing siempre ha sido muy comedido y realista en cuanto a las aspiraciones del club. ¿Se siente cómodo con la apuesta pública que los rectores de la entidad han hecho por tratar de conseguir el ascenso?

Para mí, uno de los principales atractivos del proyecto del Racing es la capacidad que la gente que dirige el club tiene a todos los niveles, que está más que demostrada. Otro de los avales es que es una apuesta con una hoja de ruta muy clara y, cuando sabes a dónde quieres llegar y cómo quieres hacerlo, es un paso muy importante en este mundo del fútbol que a veces se mueve más por capricho o resultados. Desde el primer día se marcó siempre de forma muy clara cuál era el objetivo del club. El primer año se dijo que era salir de Tercera y lo defendimos siempre, incluso cuando parecía que no iba a ser alcanzable. El año pasado se dijo que, por mucho que fuésemos el Racing y tuviésemos una gran historia detrás, éramos unos recién ascendidos y había que trabajar para no caer a Tercera. Ahora empieza la segunda parte del proyecto en la que, una vez asentados en Segunda B, el próximo objetivo es subir a Segunda A. Cuándo se va a conseguir nadie lo sabe, pero este año todos los que estamos dentro del club vamos a poner todo de nuestra parte para intentarlo.

 

¿Implicará esto muchos cambios en la plantilla?

Al final de cada temporada, lógicamente, siempre hay cambios en los equipos y cuando se asume un objetivo más ambicioso suelen producirse más variaciones que cuando se quiere seguir en la misma línea. Se pretende dar un salto y habrá que hacerlo en todos los aspectos, incluida la plantilla. Pero también hay que respetar los valores que este club ha hecho suyos y que le dan un valor añadido, como es el respeto por los contratos firmados.

 

Con los cambios que se avecinan en el sistema de competición, ¿es la temporada más propicia para acometer ese ambicioso objetivo?

El hecho de que el club tenga su hoja de ruta independientemente de las cosas que pasen alrededor es bueno. Este año tocaba entrar en la segunda fase del proyecto y, al margen de todo lo que ha pasado, nosotros seguimos nuestro camino. Evidentemente toda esta situación, con la que tendremos que lidiar, crea incertidumbre en muchos aspectos, como al resto de equipos. Esto es una carrera con cien coches en la que solo cuatro van a tener premio y el objetivo es muy complicado. Pero en la mente de todos va a estar el conseguirlo y ese es nuestro único discurso: el próximo paso que vamos a dar es llegar al fútbol profesional y para eso tenemos que trabajar todos juntos.  

 

¿Cómo se planifica una plantilla y una temporada cuando no están todavía definidas las bases de la competición?

La planificación de la próxima temporada es en base a conjeturas, pero hay que tratar de anticiparse. Pensamos en lo que se ha hablado hasta ahora, que se va a empezar en octubre, con grupos de diez equipos y una primera parte de la liga de 18 partidos. Si después hay algún cambio nos iremos adaptando, pero mientras tanto hay que ir ganando tiempo. Si la competición se desarrolla en los parámetros que conocemos ahora, con la igualdad que hay en Segunda B, para jugarse estar entre los tres primeros el margen de error es muy pequeño. Esas fases que tenemos todos los clubes que puede venir un mes malo, en el que no le ganas a nadie... te pueden dejar fuera de cualquier aspiración posible de entrar en un grupo u otro. Dentro de lo difícil que es en el fútbol controlarlo todo, hay que tratar de llegar a la primera jornada con un equipo muy conjuntado en lo que se refiere a ideas de juego que quieres plasmar en el campo y cómo quieres competir y, sobre todo, también al mayor ritmo posible.

 

¿Cómo se pueden conjugar esos condicionantes con el hecho de que, por ejemplo, los jugadores vayan a llegar a la pretemporada con un periodo de descanso tan largo?

La pretemporada tiene que ser más larga de lo habitual porque, después de un parón tan largo, el cuerpo de los futbolistas se tiene que adaptar a volver a entrenar todos los días. A partir de ahí, como en todas las pretemporadas, hay que construir la idea de equipo de cara a la competición. Pero, además, después hay que llegar a esa competición con un ritmo mucho más alto, porque te lo vas a jugar todo en lo que sería la mitad de un campeonato normal y el margen de error es muy pequeño. Lo más llamativo es que tienes que tener plazos de trabajo más largos, porque el equipo requiere más necesidades que cuando llegas de un parón normal y tienes por delante cuarenta jornadas.

 

¿Cree que la forma en la que se decidió resolver la pasada temporada y las modificaciones en el campeonato que se plantean son lo más adecuado?

Todos tenemos opiniones particulares... pero las reglas van a ser las mismas para todos y lo importante a la hora de competir es conocer las normas y tratar de adaptarse a ellas para sacar el mejor rendimiento.

 

Desde que llegó al Racing siempre se ha mostrado muy identificado con el club, la ciudad y su afición. ¿Qué le diría a esta última de cara a esta nueva etapa que se abre?

Estoy muy agradecido porque siempre me han mostrado mucho cariño a nivel individual y por lo que han apoyado al equipo. Ahora se abre una nueva etapa muy ilusionante y ambiciosa, pero también difícil y lo más importante es que todos los que pertenecemos al Racing, y ahí la afición juega un papel importantísimo, hagamos fuerza, cada uno en su papel, para sumar todo lo que se pueda y alcanzar el objetivo. 

“El próximo objetivo es ascender a Segunda A”