Los partidos del bloque soberanista rechazan la consulta alternativa de Mas

|

Los partidos del bloque soberanista rechazadron ayer, con matices, la consulta alternativa para el 9-N que anunció el presidente catalán y líder de CDC, Artur Mas, y su principal aliado, ERC, le pidió que recupere el proyecto original o bien que convoque elecciones anticipadas.

Mientras que la unidad del bloque proconsulta ha quedado rota, el Gobierno se mantiene a la expectativa de los pasos que dé Mas para decidir qué medidas adopta cuando el plan esté “negro sobre blanco”.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría afirmó que el Ejecutivo analizará si recurre “la nueva ocurrencia” de Mas.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, pidió a Mas que recupere el proyecto de organizar la consulta que estaba pactada si desea la unidad del bloque soberanista o que convoque elecciones.

Tras una reunión extraordinaria de la ejecutiva de ERC, Junqueras lamentó que el Govern “rompiese” ayer la unidad y aseguró que la consulta alternativa, a la que no pondrán trabas, no es la solución porque “no genera un mandato democrático”. Junqueras dijo que unas elecciones anticipadas solo tendrían sentido si hay un compromiso explícito de aprobar a continuación por parte del Parlament una declaración unilateral de independencia.

 “Cuesta confiar en quien no cumple los acuerdos y cuesta llegar a acuerdos con quien no los cumple”, sentenció Junqueras, que no se comprometió explícitamente a mantener la estabilidad parlamentaria del Govern tras el 9-N.

Unió –socio de CDC en CiU–abogó por agotar la legislatura y rechazó una declaración unilateral de independencia, tal y como propone ERC, al tiempo que aplaudió el proceso participativo impulsado ahora por Mas, según dijo el secretario general, Ramon Espadaler,

Más contundente que ERC fue el líder de ICV, Joan Herrera, que rechazó avalar la propuesta de Artur Mas porque no es una consulta sino un “sucedáneo y un sustituto” con la que considera que pretende “salvarse” y comenzar la precampaña de unas plebiscitarias.

La CUP, que “se siente engañada”, le reprochó al presidente Artur  Mas que quiera hacer “una consulta partidista” y puso en duda que el Govern quiera llegar a celebrar este referendo “alternativo”, del que se da una semana para decidir si da algún tipo de apoyo.

Esta formación, como muchos partidos, tendrá un ojo puesto en la manifestación que el próximo domingo ha convocado la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural.

Los partidos del bloque soberanista rechazan la consulta alternativa de Mas