Galicia supera la media nacional en los precios de los carburantes en julio

|

Las provincias de Huesca, Navarra y Zaragoza tienen los carburantes de automoción más baratos de España –con la excepción de Canarias, por su diferente fiscalidad–, mientras que Baleares y Ourense se mantienen como las más caras, según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En el mes de julio, el precio medio de un litro de gasolina en España era de 1,44 euros y el de gasóleo, de 1,33 euros, ambos por debajo de la media europea  de 1,61 euros y 1,39 euros, respectivamente.

En Ourense, el precio medio de la gasolina era de 1,461 euros y de 1,375, el del gasóleo, mientras que en el resto de provincias gallegas también se superó la media nacional. Así, en A Coruña el precio fue de 1,447 y 1,363; de 1,452 y 1,366 en Pontevedra y de 1,454 y 1,369 en Lugo.

Los precios medios mensuales correspondientes a julio vuelven a mostrar que las autonomías que no aplican la parte autonómica del impuesto de hidrocarburos –Aragón, La Rioja, Navarra y el País Vasco– tienen los carburantes más baratos.

Así, Huesca, Navarra y Zaragoza tienen la gasolina más barata de España –1,389 euros, 1,391 euros y 1,403 euros, respectivamente– y también los menores precios en el gasóleo –1,276 euros, 1,271 euros y 1,286 euros–.

Sin embargo, como subrayó en varias ocasiones la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, las estaciones de servicio ubicadas en las comunidades de menor presión fiscal a menudo aprovechan esta diferencia para fijar unos precios más elevados y aumentar así su beneficio. De esta manera, en los datos de julio se observa que, tanto en gasolina como en gasóleo, Madrid tiene unos precios inferiores a Guipúzcoa, a pesar de que aplica un tramo autonómico del impuesto de hidrocarburos de 17 euros por cada 1.000 litros y en la provincia vasca es cero.

En el otro extremo de la tabla, Baleares se mantiene como la provincia con carburantes más caros –1,487 euros la gasolina y 1,38 euros el gasóleo–, seguida de cerca por Ourense, con 1,461 euros y 1,375 euros, respectivamente.

Mientras tanto, en Europa, las gasolinas más caras se encuentran en Italia y Holanda, por encima de los 1,7 euros, y las más baratas, en Polonia y Estonia, alrededor de 1,32 euros el litro. En el caso de los gasóleos, los más caros se encuentran en el Reino Unido (1,71 euros) e Italia (1,64 euros), frente a los 1,2 euros de Luxemburgo y los 1,27 euros de Estonia.

Mientras, los carburantes de automoción se han abaratado ligeramente a lo largo de la última semana, lo que permitirá a los usuarios afrontar la vuelta de vacaciones de verano con unos precios más bajos que los registrados a principios de julio.

Los carburantes españoles se mantienen por debajo de la media de la Unión Europea, donde el litro de gasolina cuesta 1,553 euros y el de gasóleo, 1,403 euros.

Galicia supera la media nacional en los precios de los carburantes en julio