El CHUF acogió 4.855 cirugías durante el primer semestre del año

Tan solo un 16,89% de las cirugías con ingreso en el Centro Hospitalario Universitario de Ferrol fueron con carácter de urgencia
|

Un total de 8.878 intervenciones quirúrgicas fueron realizadas por los y las profesionales de la Xerencia Integrada de Ferrol durante el primer semestre de 2018, según el informe estacional de la entidad sanitaria local.
Las reformas en el sistema hospitalario de la comarca de Ferrolterra llevadas a cabo en el año 2008 han permitido la dinamización en el tratamiento de determinadas afecciones, permitiendo un mayor número de atenciones y un mejor seguimiento de las mismas. De acuerdo al documento semestral, del total de 8.878 intervenciones, 4.855 (54,69%) fueron realizadas en el Complejo Hospitalario Univesitario de Ferrol, mientras que 4.023 (45,31%), fueron efectuadas en los diferentes centros de salud de la comarca.
De un modo más concreto, se puede observar que del total de intervenciones en el CHUF, 820 (16,89%) tuvieron que ser realizadas de urgencia, mientras que las 4.035 restantes (83,11%) fueron programadas. Esta cifra se podría, a su vez, desgranar dependiendo de si el paciente fue ingresado o no –cuestión determinada según el tipo de operación–. De este modo se puede apreciar que de las 4.855 cirugías realizadas, 2.534 (52%) requirieron el ingreso del doliente y, a su vez, de estas 779 fueron de urgencia (30,74). Las 2.321 restantes (48%) fueron efectuadas sin ingreso, dividiéndose a su vez en 1.956 mayores (84,27%), 324 menores (13,95%)  y 41 de urgencia (1,76%).
Es importante recalcar esta diferencia, dado que desde la Xerencia Integrada se trata de priorizar en el CHUF aquellas cirugías que requieren ingreso –y por tanto más complejas–, mientras que el resto resulta más conveniente realizarlas en centros de salud. 

Cirugías mayores y menores
Dentro de la categoría de intervenciones sin ingreso –derivadas en gran medida hacia centros locales– se distinguen las Cirugías Mayores Ambulatorias (CMA) y las Cirugías Menores Ambulatorias (cma), que varían en complejidad y en el uso de la anestesia, siendo las segundas más sencillas con una insensibilización localizada. La clasificación de las intervenciones, de acuerdo a la Xerencia Integrada de Ferrol, se realiza en base a criterios, protocolos y catálogos establecidos, que tienen en cuenta factores como el propio diagnóstico, la complejidad del procedimiento, el perfil del paciente o, incluso, las exigencias en los cuidados del postoperatorio.

La preferencia profesional
El empleo de cirugía ambulatoria –sin ingreso– es la mayor preferencia por parte de los profesionales de la medicina por los amplios beneficios que ofrece. Por un lado el paciente se encuentra en un entorno más cómodo y seguro –su propio hogar–, lo que redunda en una mejor recuperación del doliente; por el otro, la elección de esta clase de intervenciones localizadas ayuda enormemente a aligerar las enormes esperas del sistema de sanidad público, relegando las instalaciones más avanzadas a operaciones de gran complejidad con un notable riesgo asociado.
A nivel de resultados se puede destacar que del total de 4.023 intervenciones de este tipo realizadas en centros de salud, 1.326 (32,96%) fueron efectuadas por facultativos en medicina familiar y pediatría, 150 (3,72%) por el personal de enfermería y, por último 2.547 (63,31%) pertenecieron a la especialidad de la odontología clínica. l

El CHUF acogió 4.855 cirugías durante el primer semestre del año