Un juez chileno acepta nuevas diligencias sobre el crimen de Carmelo Soria en 1976

Fotografía tomada en diciembre de 2006 en la que se registró a Laura González Vera, viuda de Carmelo Soria, funcionario español de las Naciones Unidas asesinado en Chile en 1976. EFE/Archivo
|

Un juez de la Corte Suprema de Chile aceptó practicar nuevas diligencias en la investigación sobre el asesinato del diplomático español Carmelo Soria en 1976, durante la dictadura de Augusto Pinochet, informaron hoy fuentes judiciales.

A petición de los querellantes, el juez Lamberto Cisternas aceptó, entre otros, localizar y citar a los exagentes José Ríos San Martín, José Arcadio Aqueveque Pérez, Bernardino Ferrada Retamales y Juan Barría por su supuesta implicación en las brigadas involucradas en este crimen.

En cambio, el magistrado, en la resolución firmada el pasado 6 de septiembre, pidió al letrado querellante argumentar el objetivo que pretende al solicitar la declaración judicial de otros doce exagentes y la citación de cuatro testigos.

En este caso, la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema debe ratificar o dar marcha atrás a la decisión del juez Juan Araya, que en julio rechazó extraditar a España a seis antiguos agentes requeridos por el homicidio de Soria, dado que los hechos se investigan ya en Chile.

Soria, que trabajaba para las Naciones Unidas en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), fue secuestrado en julio de 1976 en Santiago por agentes de la DINA, que intentaron simular que su muerte se debió a un accidente de automóvil causado por una supuesta ingesta de alcohol.

Un juez chileno acepta nuevas diligencias sobre el crimen de Carmelo Soria en 1976