Emma Crichton expone su particular “diario visual”

Exposición fotográfica de Emma Crichton en la sala de proyectos del Torrente Ballester
|

La “sala de proyectos” del centro cultural Torrente Ballester, que el actual gobierno quiere dedicar fundamentalmente a la fotografía, abrirá esta tarde –20.00 horas– sus puertas a una nueva exposición.
La protagonista, en este caso, es Emma Crichton. La autora, natural de Escocia y afincada desde hace tres años en Galicia, llega a Ferrol con una obra integrada por 31 imágenes que constituyen una especie de “diario visual” de las experiencias y momentos vividos desde su salida de la Universidad en Edimburgo.
Personas con las que ha mantenido una cercana relación, lugares que quiere perpetuar en su memoria o situaciones que de alguna manera han pasado a ocupar un lugar relevante en su trayectoria vital de los últimos aparecen así inmortalizados en unas imágenes con una elevada carga de realismo y sentimiento. La exposición, cuenta la fotógrafa, reúne tres proyectos diferentes.

proyectos
El primero, titulado “I started to laugh...”, refleja “no solo los momentos buenos que he vivido, sino que también intento acercar a la gente los momentos más bajos, de una manera natural”.
Bajo el lema “The sky is grey” ha aglutinado algunas de las intantáneas representativas del momento en el que se mudó a Londres. “Son fotos de gente cercana a mí, la mayoría mujeres, que me apoyaron mucho en esta etapa de mi vida”, comentaba ayer en el transcurso de la rueda de prensa celebrada en el Concello de Ferrol en la que estuvo acompañada por el edil de Cultura, Suso Basterrechea y la comisaria de la muestra, Mónica Maneiro.
La serie refleja también las relaciones entre personas, paisajes y animales, conexiones que a priori no existen pero que se revelan de forma natural cuando la fotógrafa se enfrenta a las imágenes como un conjunto, no aisladamente.
El tercero de los proyectos que integran la exposición lleva por título “The sweet coast”, centrado en este caso en la nueva etapa personal iniciada hace tres años cuando decidió mudarse a Galicia. Personas, paisajes y animales vuelven a convertirse en los elementos inspiradores de unas fotografías tomadas en este caso desde la perspectiva de la distancia con respecto a su país de origen.
Fotografías, una vez más, que, como la propia autora comentaba ayer, transmiten sentimientos como la felicidad o la nostalgia. La exposición podrá verse hasta el 27 de marzo.

Emma Crichton expone su particular “diario visual”