Feijóo entiende “el escepticismo” sobre el AVE dados “los engaños desde 2010”

El presidente y varios conselleiros charlan al inicio de la reunión semanal
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró ayer que “entiende el escepticismo galaico” ante la nueva fecha dada por Fomento para la llegada de la alta velocidad a Galicia (el tercer trimestre de 2019) y aludió a “los engaños” al respecto “desde 2010”. Eso sí, advirtió de que ahora el AVE es “imparable” y que, si el ministro Íñigo de la Serna incumple, él será “el primero” que se lo recuerde.

Al término del Consello de la Xunta, el presidente reiteró que él ya anticipó que un año de “bloqueo” al Gobierno no solo supone “bloquear un Gobierno, sino bloquear las decisiones de un Gobierno que no existe”, por lo que se mostró convencido de que los gallegos afrontarán de modo “razonable” el nuevo retraso del AVE confirmado por De la Serna.

A su juicio, “el problema no son los tres trimestres” –de 2018 hasta el tercer trimestre de 2019, sino que a los gallegos les han cambiado “la fecha de finalización desde hace años”. “Llueve sobre mojado y los gallegos no pueden estar satisfechos con las fechas porque nos han engañado desde 2010 hasta ahora”, apuntó. Al tiempo, llamó a “contextualizar” el retraso hasta el tercer trimestre de 2019 en relación a que España estuvo “por primera vez” durante un año con Gobierno en funciones y “sin ministro de Fomento, ya se sus funciones durante los últimos meses se acumularon al ministro de Justicia”.

En este sentido y, aunque entiende el “escepticismo galaico”, Feijóo remarcó que no es él quien ha dado “la nueva fecha”, sino De la Serna. “Lo dijo el ministro delante de mí, dentro y fuera”, sentenció y repasó el compromiso del AVE para el tercer trimestre de 2019, que empiecen los trenes en pruebas y pasar al debate de las “frecuencias”. De hecho, el jefe del Ejecutivo gallego también valoró “mucho” la “transparencia” del ministro, que, recordó, “se comprometió a venir a Galicia una vez cada 90 días”.

Feijóo entiende “el escepticismo” sobre el AVE dados “los engaños desde 2010”