Canido despidió ayer Os Maios con actividades para todas las edades y una comida vecinal

|

La última jornada de Os Maios de Canido se caracterizó ayer por el buen tiempo y los hervideros de gente que quiso disfrutar de un día de actividades al aire libre ligado a la tradición. La celebración comenzó a las diez de la mañana con la apertura del mercado popular de segunda mano, artesanía y antigüedades, que dio paso a los pasacalles, talleres infantiles –a cargo de Espacio Vivo–, las clases de zumba y la actividad familiar itinerante de Lilicleta. Además, la música popular ambientó la fiesta llenando de gaitas, tambores y panderetas las calles y las flores que adornaban numerosas casas del barrio sirvieron para que muchos tirasen de móvil e inmortalizas en coloridas instantáneas.
De once a una de la tarde tuvo lugar en el Parque da Fenya la Feira das Entidades, en la que se hizo la presentación de las asociaciones que están trabajando en el barrio, con actuaciones y clases abiertas y la plaza de la Tafona acogió el tradicional “piscolabis solidario” de la parroquia de Santa Cruz.
Como en toda fiesta que se precie, no pudo faltar la sesión vermú, que tuvo lugar en la Praza do Cruceiro y donde el grupo XeRoots presentó el tema “Canido”.

Precisamente esa plaza fue el punto de partida de la comida vecinal organizada por la AVV que se alargó hasta la esquina de Doputor Sixto Seco y donde los comensales sacaron mesas, manteles y sillas para disfrutar de una romería a la antigua usanza. “A valoración é moi positiva porque o fundamental e importante é que a xente se botou á rúa e este ano tivemos que poñer dúas mesas para os comensais”, destacó el presidente de la entidad vecinal, Roberto Taboada, que aseguró que esta semana se reunirán los colectivos organizadores del evento para determinar las mejoras a realizar de cara a futuras ediciones; “está tomando unha entidade e un volume que precisa de máis coordinación por parte do Concello en operativos de seguridade, recollida de lixo e aparcamentos alternativos”.
Los juegos populares y tradicionales en el parque Antón Varela y la sesión DJ en la Praza do Cruceiro pusieron el punto y final a los populosos Maios 2018.

Canido despidió ayer Os Maios con actividades para todas las edades y una comida vecinal