El informe del Valedor recoge 136 quejas de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal

|

El informe del Valedor do Pobo presentado por la titular de este organismo, Milagros Otero, al Parlamento y referido al pasado año 2016 deja un compendio de quejas presentadas por los ciudadanos referidas a distintos organismos públicos y también privados. Los Concellos no quedan fuera de las demandas ciudadanas, al tratarse de la administración más próxima. En toda la provincia se presentaron más de 13.000 quejas, se generaron más de 25.000 expedientes y casi 65.000 personas se dirigieron al Valedor para dar cuenta de una situación que consideraron irregular.
En las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal la cifra de quejas presentadas ascendió a 136, de las cuales el mayor número correspondieron al municipio de Ferrol, 68, seguido de Narón, con 17 demandas de intervención.
Las quejas procedentes de los residentes en estos concellos se referían a diferentes administraciones, entidades bancarias u organismos distintos, aunque los Concellos se llevan buena parte de las críticas de los que acudieron a consultar sus peticiones ante el Valedor.
De hecho, ascienden a 49 las referidas a los Ayuntamientos, como institución que se considera que ha incumplido con sus obligaciones con el ciudadano. En este caso, también es Ferrol el que más quejas ha recibido, un total de 16, seguido de Narón, con ocho y Valdoviño, con seis.
Casuísticas
Aunque departamentos como Urbanismo, Medio Ambiente o Servicios son más proclives a recibir quejas ciudadanas, la casuística de las cuestiones sobre las que se solicitan la intervención del Valedor son muy diferentes y algunas tienen que ver con el interés general pero otras son individuales y particulares, formando parte del ámbito privado del individuo.
En el caso de Ferrol, entre las reclamaciones que llegaron el año pasado a manos de la valedora se encuentra una relativa al ámbito urbanístico y al estado de conservación de las viviendas. Se alertaba así de una  casa en estado ruinoso sobre la que se requería que se tomasen las medidas oportunas.
Los vecinos denunciaron que se veían afectados por los constantes desprendimientos de elementos de la fachada trasera de un inmueble y se da cuenta de la actuación municipal y de las multas coercitivas a los propietarios. El incumplimiento de los plazos, sin embargo, llevó al Valedor a formular al Concello el requerimiento de resolución urgente. La recomendación formulada fue aceptada por la administración local de Ferrol.
La valedora también elevó una queja de oficio relativa al Concello de Cariño y a una familia con escasos recursos económicos que casi perdió su hogar. Se analizó como buena la actuación de los servicios sociales.
Aunque las resoluciones sobre quejas presentadas son mayoritariamente aceptadas por los Concellos a los que se les aconseja desde el organismo autonómico, algunas solo son consideradas parcialmente e incluso rechazadas. Es el caso de Narón, que no aceptó una recomendación medioambiental planteada por el Valedor y de As Pontes, donde otra de esta misma materia se consideró solo parcialmente.
Asimismo, pese a que existe deber de colaboración, algunos Concellos necesitan de advertencias. A Ferrol, Pontedeume o Cabanas hubo que reiterárselas. l

El informe del Valedor recoge 136 quejas de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal