El Banco de España eleva el crecimiento del PIB para este año al 2,8 por ciento

|

La economía español se acelera y podría crecer el 2,8% este año impulsada por un “fortalecimiento” de la demanda interna, al mismo tiempo que la tasa de paro caería hasta el 22,2%, ocho décimas por debajo de lo que estima el Gobierno, según pronosticó ayer el Banco de España.

El último boletín económico del organismo supervisor confirma la mejoría de la recuperación de la economía española y del endeudamiento de las Administraciones Públicas al prever que el déficit público habría cerrado 2014 en el 5,5% del PIB, cumpliendo el objetivo del Ejecutivo.

Según el Banco de España la economía se habría acelerado en el primer trimestre del año y habría avanzado el 0,8%, una décima más del crecimiento que registró en el cuarto trimestre de 2014 (0,7%) y que recientemente difundió el INE.

En este sentido, el informe del Banco de España subraya la “fortaleza” de la demanda interna privada y la “intensificación” del ajuste del consumo público, por lo que prevé que la demanda nacional contribuya el 3% al PIB este año.

En consecuencia, este organismo eleva su previsión de crecimiento del PIB ocho décimas respecto a su última estimación, y cuatro décimas más que la que anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el debate sobre el estado de la nación (2,4%).

Para 2016, el Banco de España cree que el PIB aumentaría el 2,7%, ligeramente por debajo del alza de este año debido a una “cierta atenuación” de algunos de los impulsos presentes en la actualidad.

Mejoras

Por otra parte, el Banco de España también pronostica una importante mejoría en el mercado de trabajo y cree que la tasa de paro se podría situar en 2016 en el 20,5%.

Afirma que el empleo mantuvo en el primer trimestre del año la pauta de mejora observada a lo largo de 2014, de modo que habría crecido a un ritmo similar al del trimestre anterior (0,7%).

Los servicios de estudios proyectan que el empleo crezca un 2,7% este año y un 2,6% en 2016, aunque estas proyecciones descansan sobre el supuesto de que la moderación de los costes laborales, medidos por la remuneración del asalariado, se prolongará durante el bienio 2015-2016.

El Banco de España eleva el crecimiento del PIB para este año al 2,8 por ciento