El Racing dio la cara

el cuadro verde dispuso de varias oportunidades para superar a su rival luis polo
|

El LIII Trofeo Concepción Arenal tuvo que resolverse con una tanda de penaltis, después de que al final del tiempo reglamentario el encuentro entre el Racing y la Ponferradina terminase con empate a un tanto. Ahí, el cuadro berciano se impuso en el undécimo lanzamiento.    
El encuentro comenzó con el control del esférico por parte de la formación berciana, que trataba de combinar con entradas por bandas intentando sorprender a la zaga verde.
De esa forma, se produjo la primera oportunidad del partido con un robo en el centro del campo; el balón llegó a los dominios de Jonathan y su lanzamiento salió por encima del larguero.
Poco a poco el conjunto ferrolano fue adelantando líneas para intentar que su rival no pudiese aproximarse a su área. El equipo de José Manuel Aira estaba muy posicionado, pero le costaba aguantar la posesión cuando la tenía.
A los nueve minutos pudo llegar el primer tanto del encuentro. Fue en una jugada por la banda derecha desde donde centró Carpio y Rueda remató de cabeza al larguero de la meta defendida por Camacho.
Esa jugada parece que despertó un poco a los futbolistas locales, ya que pasaron a tener unos minutos de control del balón. Así llegó su primera ocasión con un flojo remate de Marcos Álvarez que puso en apuros al meta Santamaría.
El peligro racinguista se generaba, principalmente, por la banda izquierda, en la que Dopico volvió a evidenciar que ya está plenamente restablecido de su lesión y cada día con más ritmo.
Cuando se cumplía la media hora de contienda, una internada de Acorán hasta la línea de fondo sirvió para que pusiese el balón en el área pequeña y Yuri, con la portería vacía, disparó por encima del larguero cuando ya se cantaba el gol en las gradas.
La escuadra visitante aún dispuso de otra ocasión para ponerse con ventaja, pero el remate de  Rueda fue despejado a saque de esquina por Camacho.
De esa forma, se llegó al tiempo de descanso sin que se moviese el marcador.
En la reanudación, el conjunto berciano salió con mucha fuerza y demostrando que tiene más ritmo que el ferrolano, ya que se encuentra a solo una semana del inicio de la competición.
Tan solo hubo que esperar cinco minutos para ver el primer gol del encuentro. Un centro lateral fue mal despejado por la zaga departamental y el balón quedó suelto en el punto de penalti para que Acorán lo enviase al fondo de la red.
Pudo aumentar su ventaja la Ponferradina con una internada de Juande, pero su remate fue desviado en una gran intervención por el meta Camacho.
Al cuarto de hora, el entrenador racinguista introdujo cuatro cambios para tratar de dar algo de aire a su escuadra.
Eso no tardó en hacer efecto ya que, solo tres minutos más tarde, una gran jugada de Dani Rodríguez le permitió pasar el balón a Marcos Álvarez, cuyo centro fue rematado por Jorge Rodríguez al fondo de la red.
El enfrentamiento entró en una fase en la que cualquiera de los dos cuadros podía desequilibrar la contienda a su favor, ya que las llegadas a ambas áreas eran continuas.
Las numerosas variaciones realizadas por el técnico visitante, Claudio Barragán, hicieron más vulnerable a su formación y el conjunto racinguista trató de explotarlo con la rapidez de Marcos Álvarez, lo que le llevó a disponer de varias ocasiones para poder ganar el partido.
A pesar de ello, el marcador no se volvió a mover, por lo que hubo que resolver el vencedor del trofeo desde el punto de penalti.
El alcalde accidental de la ciudad, Guillermo Evia, entregó el trofeo al capitán del conjunto vencedor.

El Racing dio la cara