Francia confirma que los diésel de Renault superan el límite de emisiones

The logo of French car manufacturer Renault is seen at the entrance of a dealership in Vendenheim near Strasbourg, January 14, 2016. Shares in French carmaker Renault tumbled more than 20 percent on Thursday after a union official said the firm's offic

|

La ministra francesa de Ecología, Desarrollo Sostenible y Energía, Segolene Royal, aseguró que el grupo automovilístico Renault no instaló ningún dispositivo manipulador en sus vehículos para alterar las emisiones, si bien indicó que las pruebas realizadas por las autoridades detectaron “excesos” en los niveles de dióxido de carbono (CO2) y de óxidos de nitrógeno (NOx) de la firma y de dos marcas extranjeras.

Royal destacó que Renault no había cometido fraude ni había manipulado las emisiones de sus modelos. “Los accionistas y los trabajadores pueden estar tranquilos”, subrayó, al tiempo que aseguró que no se había instalado ningún dispositivo fraudulento ni en modelos de Renault ni de otros fabricantes, a excepción de Volkswagen.

No obstante, sí confirmó que tanto Renault como otros dos fabricantes no franceses excedieron los estándares de emisiones de NOx y de CO2. Así, afirmó que PSA Peugeot Citroen no superó los límites. El propio grupo Citroen aseguró que no se han detectado anomalías en sus vehículos durante los test realizados por el comité técnico impulsado por el Gobierno francés.

Por su parte, el ministro de Economía francés, Emmanuel Macron, destacó que el caso de Renault “de ninguna manera” se puede comparar con la situación de Volkswagen y aseguró que mantiene su confianza en la compañía del rombo.

Macron indicó que las autoridades han realizado desde el pasado mes de septiembre varias comprobaciones y análisis con el fin de verificar la fiabilidad y la calidad de la información transmitida a los consumidores y reveló que Renault era uno de los fabricantes analizados. Mientras, las acciones de Renault cerraron la cotización de ayer con una caída del 10,28% en bolsa, tras hacerse público que estaba siendo investigado por las autoridades francesas en relación con las emisiones de sus vehículos.

El fabricante de automóviles aseguró, por su parte, que las autoridades galas estaban realizando pruebas en vehículos de diferentes marcas del país, entre las que se encontraba Renault, y afirmó que durante el proceso no se había detectado ningún dispositivo malicioso de emisiones equipado en sus vehículos.

Por otro lado, el presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer, anunció ayer que la entidad ha decidido paralizar los préstamos a Volkswagen al no poder descartar que el crédito de 400 millones de 2009 concedido a la compañía automovilística alemana esté relacionado con el escándalo de manipulación de emisiones de gases contaminantes.

“Tendremos en cuenta la información, los hallazgos y las recomendaciones de nuestra propia evaluación y de las investigaciones oficiales y analizaremos de nuevo nuestra decisión a más tardar dentro de un año”, añadió.

Francia confirma que los diésel de Renault superan el límite de emisiones