Trabajo, y no milagros, para el pase de O Parrulo a la Copa

Pabellón de A Malata partido de fútbol sala entre O Parrulo Ferrol y el Movistar Inter
|

Llegar a la última jornada del año y de la primera vuelta con opciones de, por segunda vez en su historia, lograr el billete para la Copa de España, es un excelente regalo navideño para un O Parrulo Ferrol que no cree en Papá Noel o los Reyes Magos, pero sí en el trabajo. “Los que estamos dentro sabemos lo que hacemos en el día a día, lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que creer y aquí no hay milagros, hay mucho trabajo, dedicación y pasión por lo que se hace”, sentenciaba el capitán Miguel poco antes de poner rumbo al que podría ser el duelo que lleve a los ferrolanos de nuevo al trofeo estatal. 

Los departamentales, si bien no dependen de sí mismos para seguir aumentando sus logros, sí que tendrán en su mano una de las partes de la ecuación cuya resolución será el pase a la cita copera. Esta será la de ganar esta tarde al Viña Albali Valdepeñas –18.30 horas, Virgen de la Cabeza– un cuarto clasificado que “sigue ahí arriba porque está haciendo las cosas muy bien”, señala el técnico Héctor Souto. También lo están haciendo desde la entidad ferrolana y, además, ahora lo harán con un poco más de respiro, después de recuperar a Rahali para sus rotaciones –”hemos estado sufriendo a nivel de entrenamientos”, apuntaba Miguel, “si notamos una baja, imagínate tres”–. 

Un par de rápidas piernas sobre la pista del Valdepeñas en un duelo que representa “una oportunidad histórica, ya que hace 20 años que el club consiguió su única clasificación para la Copa de España”, comenta en entrenador Souto. Y si bien el rival, a priori, no es el más fácil –pero cuál lo es– para dar el primer paso que supone la victoria –y esperar los marcadores de los otros duelos–, “el equipo está preparado y con una confianza altísima”, aseguraba Miguel tras la última sesión de trabajo antes de su desplazamiento. El caramelo de la Copa está al alcance de los ferrolanos, si bien el capitán recuerda que “ese no es nuestro objetivo, si bien sí que sería un premio para cuerpo técnico, jugadores, gente del club y la afición. Lo vamos a intentar”, comentaba el jugador del grupo departamental. Tras una exigente semana, O Parrulo puede poner el broche esta tarde y cerrar el año demostrando su potencial y su trabajo.

Trabajo, y no milagros, para el pase de O Parrulo a la Copa